El acuerdo económico anunciado por el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez con Odebrecht tiene como finalidad fundamental asegurar que esta empresa continúe operando en el país, especialmente que siga a cargo de la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina.

Aunque el Procurador ha dicho que este acuerdo es confidencial, ha revelado que como consecuencia de éste, «el Ministerio Público solicitará el levantamiento de las medidas cautelares que había solicitado contra la empresa, incluyendo la solicitud de inhabilitación temporal».

En otras palabras, se pasa la hoja en cuanto a la megacorrupción de Odebrecht. Pagado los 30 millones de dólares, Odebrecht continuará en el país sin ningún tipo de restricción.

Odebrecht seguirá la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina aunque este contrato haya sido producto del fraude, a pesar de que la empresa lo incumplió en relación al compromiso de su financiamiento, y muy a pesar de que exista una sobrevaluación de alrededor de mil millones de dólares.

A Odebrecht le ha salido muy barato el escándalo de megacorrupción en el país. Con estos 30 millones de dólares busca garantizar con el apoyo del gobierno, su muy rentable negocio en la República Dominicana.

Antes que cualquier medida, se debe aplicar la Ley 340-06 de Contrataciones Públicas que ordena la rescisión de los contratos frutos del soborno y de otras acciones ilícitas.

Odebrecht no puede seguir operando ninguno de sus contratos y no puede volver nunca más a este país en castigo a la hipermegacorrución que realizó aquí amparada por el régimen de impunidad imperante.

Comments

comments