En octubre del 2018 un juez otorgó un plazo para que el vertedero de Puerto Plata, el cual tiene cerca de 40 años, sea clausurado debido al daño que hace a residentes y al turismo.

El 26 de marzo el alcalde Walter Musa en rueda de prensa anunció la adquisición de un terreno sin hacer vista pública, sin deslindar, sin consultar al sector turístico ni a los ciudadanos, y sin hacer ningún estudio de impacto ambiental. Tampoco se ha hecho licitación para la construcción del vertedero ni se sabe quien lo va a operar, y el alcalde se atreve a decir que de 7 a 8 meses va a operar el mismo.

El estudio de impacto ambiental no está hecho, lo que hay es un estudio técnico que no califica para determinar el impacto al medio ambiente. Dicho estudio técnico tiene datos falsos, por ejemplo dice que la zona no se inunda, pero los residentes dicen que si se inunda, incluso en el gobierno de Hipólito había una mina y la tuvieron que cerrar porque se inundaba.

Comments

comments