La Seremi de Salud del Biobío informó la presencia de arsénico en la sangre de un grupo de alumnos de la escuela más cercana a las termoeléctricas de Coronel.

La autoridad sanitaria consignó que realizó un screening de exposición al plomo, arsénico, cadmio, níquel y mercurio a 71 estudiantes de 4 a 14 años de la escuela Rosa Medel Aguilera.

Así, se detectó nueve casos sobre nivel de referencia en arsénico y un caso sobre el nivel en níquel, mientras que se descartó la presencia de los otros metales.

La Seremi señaló a radio Cooperativa que tras detectarse estos casos se tomaron “tres acciones inmediatas, correspondientes a investigación epidemiológica ambiental, identificación de expuestos domiciliarios e ingreso a Sistema de Vigilancia de Salud”.

Junto con ello, a los menores involucrados se les dará “atención clínica (…) que implica examen físico, exámenes complementarios y nueva evaluación de orina”.

El seremi Mauricio Cariaga detalló que la exposición crónica al arsénico incrementa el riesgo de “presentar alteraciones en la piel, desórdenes en el sistema circulatorio y cáncer de piel no melanoma, vejiga y pulmón” y “la principal ruta de exposición es la ingestión de agua o alimentos con altos contenidos de arsénico, mientras que en menor medida la absorción se realiza por tierra o polvo; o aire”.

En cuanto al níquel, su exposición puede “provocar hipersensibilidad respiratoria o dermatológica (principalmente alergias)”.

Si bien no se logró identificar la fuente contaminante, el estudio recalca que la escuela es la más cercana a las termoeléctricas Bocamina I y II, y Santa María.

Artículo original

Comments

comments