El 26 de marzo el alcalde Walter Musa en rueda de prensa anunció la adquisición de un terreno sin hacer vista pública, sin deslindar, sin consultar al sector turístico ni a los ciudadanos, y sin hacer ningún estudio de impacto ambiental. Tampoco se ha hecho licitación para la construcción del vertedero ni se sabe quien lo va a operar, y el alcalde se atreve a decir que de 7 a 8 meses va a operar el mismo.

Dicho terreno fue comprado por un amigo del alcalde, Miguel Amézquita, por 5 millones de pesos el año pasado, y en marzo de este año el alcalde se lo compró por 52 millones de pesos. El contrato de venta entre la alcaldía y el señor Amézquita no aparece.

La alcaldía compró este terreno sin deslindar, pagando la mitad del precio, en contra de la ley, afirmando que la Liga Municipal Dominicana le dio una carta diciendo que podía hacerlo, pero esa carta nunca apareció. Dijo que el deslinde ya salió, sin embargo no hay registro de que esto sea cierto.

Comments

comments