CORRIGIENDO A FELUCHO JIMENEZ
Por: Melvin Mañón

En unas extrañas declaraciones aparecidas en HOY digital, Felúcho Jiménez dice hablar a nombre y con la autorización del Lic. Danilo Medina indicando que: “No voy a hacer campaña para quedarme en el año 2020.“Y yo a ti, Felucho, te autorizo a que en tu próxima comparecencia ante los medios de comunicación, diga a nombre mío, que Danilo Medina no va a aspirar a la candidatura del PLD, que Danilo se retirará el 16 de agosto del año 2020 a su casa”,

Uno debería ante todo cuestionar la autenticidad de la declaración pero en este caso no hace falta. Especular de porque Medina pone a Felucho a hablar por el, o de si fue Felucho quien se atribuyó la función no es relevante. Tampoco procede corregir la falta de una S pues debió decir: digas (segunda persona singular) y no simplemente diga.

El asunto señores no es que Medina vaya o no a hacer campaña y diga o mande a decir que no va a aspirar. El asunto es que somos nosotros, la sociedad dominicana la que no quiere ni acepta que ese señor aspire a cargo alguno. No es lo que quiera el, es lo que permitamos nosotros.

Medina se puede considerar dichoso si logra llegar al 2020 en medio del caos de deudas, del desorden público amplificado, de la corrupción que lo persigue por encima y mas allá de la protección que le provee su procurador y que garantiza un equipo de jueces pagados.

En cualquier parte del mundo Medina debió haber renunciado o al menos designar una fiscalía especial creíble e independiente que investigara a fondo las acusaciones y si esta fiscalía independiente lo absolvía de responsabilidad, entonces hubiera tenido sentido y mérito que el dijera que se va para su casa de donde nunca debió haber salido.

Medina no es inocente. No lo ha sido en ningún momento. El ha sido jefe de los “prágmáticos” y toda la evidencia, los testimonios, las circunstancias, los documentos y el mas puro y simple sentido común indican, sindican y establecen su responsabilidad. El país ya lo sabe y ahora no se trata de si creerle o no que se va o que queda porque ya Medina no tiene ninguna credibilidad ni en este ni en ningún otro tema. Pero incluso esto también es irrelevante.

El país esta enojado, indignado, hastiado con el desgobierno actual. Muchos son los que entienden que el 2020 está todavía muy lejos. La presión popular aumenta y el reclamo de renuncia también. Pero . . . hay un pero. Mas que forzar la renuncia de Medina que es la dirección que han ido tomando los acontecimientos, al país lo que le conviene es una solución política mediante la cual se le permita a Medina llegar al 2020 a cambio de darle ingreso a la sociedad civil, movimientos, organizaciones y partidos para formar un gobierno de Unidad Nacional que pueda organizar elecciones limpias y creíbles mientras se despolitizan la justicia, la Cámara de Cuentas y la Junta Central Electoral como parte de una primera limpieza que nos dejaría en la necesidad de soportar al señor Medina tres años mas pero evitaría al país otros males. No obstante, semejante acuerdo, no incluye ni supone garantía de impunidad futura.

Entonces, poco importa que Felucho haya sido o no autorizado a hablar a nombre del señor Medina. Debe quedar claro que no es que Medina no quiera o vaya a reelegirse, es que nosotros no se lo vamos a permitir, que no lo queremos, que estamos hartos de su ineptitud, de su incompetencia y de su desvergonzada y corrupta gestión.

Comments

comments