La desigualdad en la distribución del ingreso en República Dominicana registró un incremento en 2016, luego de lograr reducciones en el periodo 2000-2015. Esta alza fue de 0.012 puntos en el índice de Gini.

La desigualdad se refiere a la falta de oportunidades y de equilibro en los ingresos entre todos los ciudadanos. Para medir la desigualdad en la distribución del ingreso se utiliza el coeficiente de Gini, el cual revela qué tan concentrados están los ingresos.

En términos puntuales, el índice Gini para el año 2016 se estableció en 0.4683 para el país, lo que representa un incremento del índice en 0.012 puntos respecto al 2015, cuando registró 0.4564. Es decir que en el 2016 la desigualdad aumentó llevando a un retroceso en materia de la distribución de la riqueza, según se observa en el Boletín de Estadísticas oficiales de Pobreza Monetaria presentado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

Según la zona de residencia, la zona urbana experimenta mayor desigualdad en toda la serie (2000-2016), con un índice Gini de 0.4727, superior al índice de 0.4128 registrado en la zona rural.

“La evolución reciente de la desigualdad muestra que desde el año 2015 se verifica una ligera tendencia a revertir la reducción experimentada en el indicador nacional de desigualdad, que había sido reportada entre los años 2000 y 2014. Para el año 2016 se registra un aumento del coeficiente, tanto a nivel rural como urbano”, expresa el boletín elaborado por el Comité Técnico Interinstitucional de Medición de la Pobreza (CTP).

La medición de la desigualdad es un aspecto muy importante del estudio sobre la pobreza y las condiciones de vida de la población; en tanto que hace referencia al estado de la distribución de los recursos en una sociedad.

El coeficiente de Gini parte de la concepción de que -para que exista igualdad- debe repartirse el ingreso equitativamente entre toda la población.
El coeficiente es un número que toma valores entre 0 y 1, que representan igualdad distributiva y total concentración respectivamente.

Al analizar las diez regiones de desarrollo se observa que la mayor desigualdad se registra en la región metropolitana con 0.482 de coeficiente de Gini; le sigue Enriquillo con 0.469; Yuma con 0.452; Higuamo y Cibao Noroeste con 0.438 en ambos casos.

La desigualdad más baja se registra en el Cibao Nordeste con 0.393, le siguen Cibao Norte con 0.412; Valdesia con 0.421; Cibao Sur con 0.422 y Del Valle con 0.427, según datos recogidos hasta septiembre de 2016.
En esa fecha la desigualdad en la zona rural en su conjunto fue 0.413; en la urbana 0.463 y a nivel nacional 0.460.

Los datos utilizados para del boletín son elaborados a partir del procesamiento de los microdatos de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT) del Banco Central, abril y octubre 2000-2016.

Menos pobreza desigual. Pero a pesar de la reducción en los índices de pobreza y la desigualdad, la concentración de la riqueza, sigue siendo un problema en el país. De acuerdo al boletín, la incidencia de la pobreza monetaria oficial en el país en el 2016 se situó en un 30.5% de la población, lo que significó una reducción de 1.94 puntos porcentuales, pues en 2015 fue de 32.3%.

En términos absolutos los dominicanos en condiciones de pobreza se situaron en 3,213,740 el año pasado, esto es 161,370 personas menos con respecto a los 3,375,110 observados en 2015.

Por el lado de la pobreza extrema, la cantidad de indigentes registró una incidencia del 6.5% a nivel nacional, que significa una reducción de 0.5 puntos porcentuales con respecto al año 2015 cuando fue de 7.0%. El total de indigentes en el país fue, al año 2016, de 682,097, lo que significó una reducción de 48,731 personas en condición de indigencia monetaria con respecto al 2015.

Comments

comments