El vuelo 890 de United Airlines, que une las ciudades de Shanghai y San Francisco, tiene la peculiaridad de que, debido a la diferencia horaria que entre ambas ciudades, ni más ni menos que de 16 horas, aterriza antes de despegar, siempre teniendo en cuenta las horas locales, claro.

El UA890 salió de Shanghai a las 00:15 locales y aterrizó en San Francisco alrededor de las 19:20 locales del día anterior. Para el vuelo del 1 de enero esto quiere decir que llega a su destino el año anterior a haber despegado.

Obviamente esto no es más que una gracieta de los husos horarios y de la práctica de las aerolíneas de dar los tiempos de salida y llegada en horario local, lo que para los pasajeros es eminentemente práctico. Pero el vuelo en realidad se rige por el horario UTC, que es el estándar que usan aerolíneas y controladores para no tener problemas de sincronización, con lo que el vuelo tiene lugar entre las 16:15 UTC (Shangai está en UTC+8) y las 3:20 UTC (San Francisco está en UTC-8) del día siguiente.

Otros vuelos con los que sucedía esto regularmente eran los del Concorde cuando volaba de Europa hacia la costa este de los Estados Unidos, ya que con una duración del vuelo de algo más de tres horas también «aterrizaba antes de despegar.»

Comments

comments