La modificación presupuestaria transparenta 9,700 mil millones de pesos en deudas de corto plazo no presupuestadas ni aprobadas: 8 mil millones con el Banco de Reservas para responder a los daños en la infraestructura que resultaron de las lluvias, y unos 1,700 millones, también con el Banco de Reservas, para financiar obras ejecutadas por el Ministerio de Turismo. De ese total, convierte 8,100 millones de pesos en deuda de largo plazo.

Comments

comments