Hundimiento del buque San Rafael por un submarino alemán, en la II Guerra Mundial

El domingo 3 de mayo de 1942 el buque mercante dominicano ‘San Rafael’ de 1,973 toneladas, construido en Alemania en 1905 e incorporado a la marina mercante nacional en 1939, con 38 tripulantes a bordo se dirigía de Tampa, Florida hacia Kingston, Jamaica.
 
A las 11:27am. encontrándose a unas 80 millas al Noroeste de Jamaica en las coordenadas 79’10” Oeste y 18’55’ Norte, fue torpedeado por el submarino alemán “U125”. El torpedo impactó debajo del puente en el costado de babor, hiriendo mortalmente al Primer Oficial.
Los daños causados fueron de tal magnitud que se hizo inminente el hundimiento del buque, obligando a la tripulación a abandonar la nave en cuatro botes salvavidas.
 
Al despegarse los botes de la embarcación, surge de las profundidades el submarino, a unos cincuenta metros de distancia, y comienza a disparar con su cañón de 88mm al buque, mientras sus tripulantes apuntan con ametralladoras a los marineros dominicanos que remaban con brío para alejarse del lugar. Dos compañeros rezagados a bordo del buque hacen esfuerzos infructuosos por arriar una balsa y se ven obligados a lanzarse al agua.
 
Bajo el impacto de 32 disparos por ambos costados, 20 minutos después de recibir el torpedo, el “San Rafael” totalmente destruido, se empieza a hundir de proa lentamente, y por unos segundos su tripulación a bordo de los botes salvavidas ven con dolor la bandera tricolor de la República Dominicana ondear con orgullo en la popa del agonizante buque.
 
Este desaparece bajo las aguas a las 11:53 am.
 
Ocho días permanecieron esos hombres enfrentándose a las inclemencias del tiempo, con escasos alimentos y agua potable, hasta que el lunes 11 de mayo logran llegar a Nueva Gerona, isla de Pinos en Cuba. El “U125” fue posteriormente hundido con la pérdida de toda su tripulación el 6 de mayo de 1943, tres días después de haberse cumplido el primer aniversario del hundimiento del “San Rafael”, por unidades Británicas al este de las costas de Terra Nova, Canadá, cuando intentaba atacar un convoy aliado.
 
La narración detallada de este triste pero glorioso evento, se recoge en el libro titulado “La Segunda Guerra Mundial y los Submarinos Alemanes en el Mar Caribe” cuyo autor, el destacado y muy admirado Almirante Cesar de Windt Lavandier (QEPD), ejercía las funciones de Segundo Oficial a bordo del ‘San Rafael” cuando este sucumbió ante el ataque despiadado del “U125”
 
Los nombres de los 34 marineros dominicanos que entregaron sus vidas durante la Segunda Guerra Mundial cuando navegaban en buques mercantes desarmados por aguas caribeñas, aparecen inscrito en el monumento erigido en su honor por la Liga Naval Dominicana ubicado cerca del monumento a la Caña de Azúcar en Santo Domingo Oriental.
 
Texto: Crónica de William V. Wall

Comments

comments