Santo Domingo, RD.- El ministro de Industria y Comercio, Nelson Toca Simó y el director Jurídico de la institución, César Avilés Coste, intimaron al presidente de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina, (Anadegas), Anulfo Rivas, y al asesor de ese gremio, Juan Ignacio Espaillat, a que en un plazo de 24 horas se retracten de la acusación de que ambos funcionarios apadrinan mafias para la venta de combustibles en forma ilegal.

Mediante una notificación por acto de alguacil, Toca Simó y Avilés Coste rechazan y desmienten las imputaciones de Rivas y Espaillat, en declaraciones a la prensa, difundidas por medios de comunicación y redes sociales.

Sostienen los funcionarios, que lejos de aportar pruebas, los dirigentes de Anadegas convocaron a una rueda de prensa en San Francisco de Macorís para llamar a un paro de la venta de combustibles.

Comments

comments