SANTO DOMINGO. A pesar de que fueron invertidos US$39.7 millones en los equipos para la automatización del registro de concurrentes y escrutinios de los votos utilizados en las pasadas elecciones, los mismos no están aptos para ser usados en procesos futuros, determinó una evaluación realizada por la Dirección de Informática de la Junta Central Electoral (JCE).

El diagnóstico estableció que el desempeño de los equipos, conforme a las expectativas contratadas, fue muy pobre, ya que un 36% de los colegios electorales no transmitió ningún dato y aproximadamente el 58% de las relaciones de votación del nivel C1 (voto preferencial) fueron procesadas de forma manual.

Sostiene que desde la primera prueba se detectaron fallos en los equipos; y que en ninguno de los demás intentos se pudo conseguir una transmisión de datos mayor al 74% de los colegios electorales.

“Debemos señalar que a sabiendas de los fallos y los desperfectos físicos de los equipos, teniendo conocimiento de que algunos de estos requieren de mantenimientos básicos necesarios, como es el cambio de las baterías, no fueron sometidos a reparación en cumplimiento de la garantía”, aduce el informe. En la actual gestión se exigió la reparación en base a la garantía.

Refiere que se evidenció una falta de planificación y de control en el proceso de entrega y recepción de los equipos a los auxiliares técnicos, lo que dio paso al extravío de unidades completas de un colegio electoral o parte de los mismos.

“Luego de revisar el diagnóstico realizado a las unidades de registro y escrutinio, y habiendo ponderado los problemas técnicos de los equipos junto con los fallos de software, salvo su mejor parecer, sugerimos no hacer uso de los mismos en procesos electorales futuros”, recomendó el informe técnico realizado por la Dirección de Informática a los equipos suplidos por la empresa Indra Sistema. Fue entregado a los miembros del Pleno de la JCE el pasado 20 de marzo.

De los errores

Se pudo determinar que uno de los principales problemas en la transmisión de datos se debió a la incompatibilidad presentada por los módems USB (que permite la comunicación remota de un equipo) suministrados por Indra Sistema, los cuales trabajaban con una frecuencia menor a la utilizada en el país en ese entonces de 3G.

Otro problema fue el método de transmisión utilizado, el cual requería que se transmitiera desde los colegios electorales a unos equipos bajo el total control de Indra que una vez procesara la información se encargaban de retransmitir a la JCE. Se comprobaron fallos, pues no siempre se envió datos a tiempo.

Además estableció la falta de tiempo, para la capacitación del personal que usaría los equipos, así como en cuanto software se reportó fallas desde el inicio muchas de las cuales quedaron sin resolver. “Es evidente la improvisación, la falta de control y la carencia de un plan de trabajo”, aduce el documento entregado al Pleno de la JCE.

“Salvo su mejor parecer, sugerimos no hacer uso de los mismos en procesos electorales futuros”

Comments

comments