Las muertes de Pipe Faxas y Luis Ibarra Ríos en las Manaclas

Fueron las segunda y tercera bajas que sufrió el Movimiento Guerrillero que lideraba Manuel Aurelio -Manolo- Tavárez Justo. El primero en caer fue Francisco Bueno Zapata, quien se extravió cuando fue a una misión de contacto.

El 17 de diciembre de 1963, el Gobierno de facto del Triunvirato anunció la muerte de los guerrilleros Pipe Faxas y Luis Ibarra Ríos, sucedida dos días antes, el 15 de diciembre.

Fue detenido y fusilado por miembros del Ejército Nacional, que perseguían a los guerrilleros en Las Manaclas. El 17 de diciembre de 1963 la versión que dio el Triunvirato sobre la muerte de Pipe Faxas y Luis Ibarra Rios, fue de que cayeron en un combate con militares del Ejército Nacional.

Pipe Faxas había sido el secretario general del Movimiento Revolucionario 14 de junio, en la clandestinidad. Fue electo en una reunión celebrada en Mao, en enero de 1960.

El ex guerrillero Fidelio Despradel en el diario de la guerrilla de Las Manaclas, resalta que Pipe Faxas, era menudo y frágil, pero muy consciente de su papel y deber.

Luis Ibarra Rios «era un auténtico líder juvenil, valiente y responsable».

En opinión de Fidelio Despradel, «los que lo conocieron recuerdan su recia personalidad y su valentía».

A su juicio, la muerte de los dos guerrilleros fue un gran golpe para la organización.

De acuerdo con la versión de Fidelio Despradel, el día 17 de diciembre la mitad de la columna guerrillera estaba al borde del colapso, ya que durante 20 días con una alimentación deficiente habían hecho un sobre esfuerzo. Ese día se reunieron para trazar nuevos planes.

Los que aún se encontraban en condiciones satisfactorias el día 17 de diciembre son el líder de la guerrilla Manolo Tavárez Justo, Fidelio Despradel, El Guajiro, Germán Arias (Chanchano), Marcelo Bermúdez, José Daniel Ariza, Joseíto Crespo, Antonio Filión, Rafael Reyes (Pitifia), Napoleón Méndez (Polón), Caonabo Abel y Juan Ramón Martínez (Monchi).

«Había otro pequeño grupo que, aunque muy debilitado, conservaba aún sus potencialidades físicas, entre éstos estaban Luis Peláez, Alfredo Peralta, Leonte Scott Michel y Tony Barreiro, entre otros. Más de la mitad estaba completamente debilitado.

Comments

comments