Después de un año y un mes, desde la mañana a la tarde de hoy miércoles 7 de marzo inició el juicio de fondo del caso en el que Ricardo Ripoll demandó al periodista Julio Martínez Pozo, por difamación e injuria en violación a los artículos 18, 29 y 33 de la Ley No. 6132 de Expresión y difusión del Pensamiento.

Esto ocurrió en la Octava Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

El Sr. Ricardo Ripoll está representado por los abogados José Luis Taveras, Edward Veras Vargas y José Martínez Hoepelman.

El día de hoy se inició el juicio de fondo, se presentaron las evidencias (incluyendo el video del programa en el cual el Sr. Ricardo Ripoll denuncia que fue víctima de difamación e injuria por parte de Julio Martínez Pozo) y declaró el primer testigo, conocido como Euri Cabral, un famoso comunicador y compañero de Martínez Pozo. Todo esto ocurrió bajo intentos de incidentar el proceso por parte de los abogados de Martínez Pozo, encabezados por Miguel Valerio.

Ripoll es uno de los miembros fundadores del movimiento social Somos Pueblo, y fue objeto de acusaciones difamatorias, deshonrosas e infundadas de índole personal por parte del comunicador, quien es parte del equipo del programa El Sol de la Mañana que se transmite por Zol 106.5 FM.

Las acusaciones difamatorias del Sr. Martínez Pozo, se produjeron, aparentemente, por el simple hecho de que el Sr. Ripoll es activista social y ha mantenido una posición muy activa en la organización de las marchas que se han realizado en diferentes ciudades del país en contra de la impunidad. No obstante haber lanzado sus acusaciones infundadas durante el programa radial del cual forma parte, el Sr. Martínez Pozo también hizo uso de sus redes sociales para difundir las informaciones difamatorias y deshonrosas contra el Sr. Ripoll.

No es la primera vez que un periodista de un programa radial de opinión ha sido sometido a la justicia por este de acusaciones que atentan contra la moral de las personas por lo que se espera que el proceso sea justo y con apego a la ley.

Comments

comments