El dirigente peledeísta y ex funcionario,  Melanio Paredes, estimó este domingo que el Partido de la Liberación Dominicana ha actuado en los últimos años “como si no hubiera límites”.

Paredes, quien es miembro del Comité Central de la entidad oficialista y fue ministro de Educación e Industria y Comercio, hizo el planteamiento al ser entrevistado en el programa D Agenda, que realizado por el periodista Héctor Herrera Cabral.

Para el político, el caso de sobornos Odebrecht, en  el cual hay imputados y apresados dirigentes peledeístas, entre ellos miembros del Comité Político, es  “una misa de salud para el PLD”.

“Para mí esto es una misa de salud para el Partido de la Liberación Dominicana, porque, independientemente de la presunción de inocencia de figuras emblemáticas de las que yo respeto en mi partido, evidentemente hemos estado actuando en los últimos años como si no hubiera límites”, adujo.

Insistió en que lo que ha acontecido es aleccionador, porque lo que ha estado en juego es una acusación de soborno e enriquecimiento ilícito, razón que debe llevar a los peledeístas a revisar sus actuaciones.

“Y naturalmente que esto obliga a que nosotros nos revisemos, porque ese no fue el accionar y la cultura que nos legó el profesor Juan Bosch al fundar el Partido de la Liberación Dominicana en el año de 1973”, sostuvo.

De igual manera, de acuerdo a una nota de prensa de la producción del programa, el ex funcionario admitió que las acusaciones, sometimientos y apresamientos de sus compañeros de partido han provocado un gran desaliento en la fila de la organización que fundara el profesor Juan Bosch.

Igualmente, la nota indica que dijo “que todo el mundo aquí sabe que ha entrado en el proceso de competencia interna del PLD actores que no tienen la condición de santos”.

Lamentó que como método de trabajo se hayan montado en sistema político clientelar en el que las dádivas y los recursos han sido determinantes para conseguir canonjías y posiciones.

Explicó que aunque los tiempos han cambiado los peledeístas deben volver a ver al cuerpo antes que el individuo, ver al organismo antes que la persona, además de retomar la rendición de cuentas como lo hacía el profesor Juan Bosch con los exiguos recursos que manejaba el partido en las campañas electorales.

“En esa dirección quiero llamar la atención al liderazgo de mi partido y a las bases del Partido de la Liberación Dominicana, que nadie intente pasarse de listo ni enseñorearse en la ceniza de determinado compañeros, o grupo de compañeros para sacar ventajas”, advirtió Melanio Paredes.

Alertó de que eso constituiría la destrucción del PLD, porque en los actuales momentos lo que hay es preservar la unidad sin apañamiento ni complicidades, pero garantizar la cohesión interna sin lo cual saldrían inevitablemente del poder.

Paredes entiende que el PLD se debe, sin dejar de manifestar la solidaridad debida a sus compañeros imputados, sustraer de pedir y exigir e “debido proceso y al proceso debido”, es decir que haya consecuencias porque a nadie más que al Partido de la Liberación Dominicana le conviene que ese caso quede debidamente esclarecido.

“En tal virtud dijo que al final de este proceso el que no tenga culpa que sea resarcido y el culpable por los errores y delitos que pudo haber cometido que pague por ello, y que en este último caso no tiene que afectar al PLD como cuerpo porque las responsabilidades son individuales”, indica la nota.

Fuente: El Caribe

Comments

comments