Según ha revelado un estudio de Peledelandia, Danibrecht se ha convertido en el quinto presidente más querido dentro del mundo del comesolo. El séquito de bocinas y tumba polvos que lo acompañan y veneran, aplauden este estudio con bombos y platillos, esperando que le den aunque sea una botellita de plástico, o poder reciclar la que tienen.

El gran número de lambones que tiene Danibrecht se debe a que es una figura emblemática dentro del mundo del comesolo. Se conoce por ser traicionero y perverso, por abrazar y sonreir en la cara de sus rivales pero apuñalarlos por la espalda. Muestra una sonrisa falsa sin motivo aparente, un gageo inesperado, un mutismo selectivo y hace carreras repentinas de 100 y 200 metros planos cuando hay cámaras cerca y no tiene un guión preparado. Ah, también es conocido por unos sarpullidos, unas diarreas y una rebajadera repentina que le da cada vez que hay una tal Marcha Verde.

Según cuentan las bocas chismosas de Peledelandia, Danibrecht es muy querido entre las chapeadoras (no por ningún atributo físico, intelectual ni de carácter), razón por la cual ha tenido ronchas dentro de su familia. Se dice que su descendencia es amplia y numerosa, más de lo que se imaginan… Pero esto no es problema para el susodicho, ya que cuenta con el dinero del pueblo y los puestos del estado para mantener a todas las personas que le de su santa gana.

Este estudio hecho en Peledelandia fue llevado a cabo luego de que marcharon tres gatos en la Marcha Verde del 16 de julio. A continuación una foto de los 3 gatos.

Comments

comments