Santo Domingo, RD.- El presidente Danilo Medina alegó este martes que no sabía que Van Troy Suazo estaba en prisión al momento de designarlo por decreto como viceministro de la Juventud.

Con menos de 24 horas de haber sido designado, el mandatario derogó el artículo 3 del Decreto 80-18, mediante el cual nombró a Suazo en el Ministerio de la Juventud.

La decisión se produce luego de que la prensa se hiciera eco de la información de que a Suazo le fue dictada una medida de coerción, acusado de violencia doméstica.

Aunque efímera, la designación de Suazo ha sido “la tapa que ha rebosado el pomo” de críticas y señalamientos contra algunos de los recientemente nombrados en el Estado.

El líder juvenil del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) cumple tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, por supuesta violencia de género contra su pareja en el Centro de Corrección Baní hombres, datos que se escaparon del conocimiento del mandatario.

Pese a que Emadin del Milagro Guaba, esposa de Suazo,  alegó que se trató de un malentendido de la fiscal de Atención a Víctimas de Violencia, se está a la espera de que un tribunal revise la medida.

Las vinculaciones a pendientes con la justicia no se limitan al caso de Suazo.

Mediante el Decreto 79-18, el Poder Ejecutivo designó a Andrés Boció, como cónsul dominicano Anse-á-Pitre, Haití, pese a que en su antecedente está el registro de que en el año 2007 fue suspendido como consejero de la embajada dominicana en Haití, tras ser acusado de supuestamente instalar consulados paralelos. Además, en 2014, Boció fue acusado de tráfico de haitianos, luego de que miembros de la división de inteligencia militar G-2 del  Ejército Dominicano, lo atraparon infraganti traficando con 15 haitianos indocumentados hacia Santo Domingo.

A estos escándalos, se suma Enrique Martínez, recién designado asesor en desarrollo territorial del Poder Ejecutivo, y quien en 2013 fue destituido como director del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) por alegados actos de corrupción.

Para completar el panorama sombrío, el exdirector del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, dijo que no asumirá la posición de asesor hospitalario hecha por el Poder Ejecutivo, por entender que cumplió con su deber, pero advirtió que hay que despolitizar el sector salud.

En medio de los malestares, el presidente tomó juramento de los nuevos incumbentes en un acto celebrado este martes en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional.

Por: Patricia Dipre. NCDN

Comments

comments