Santo Domingo.- Con préstamos ascendentes a 1.38 billones de dólares, la República Dominicana se encuentra dentro de las naciones de la región con mayor deuda con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La entidad se ha convertido en uno de las principales fuentes de financiamiento desde que desembolsó los recursos para su primer proyecto en el país dirigido a mejoría de viviendas en barrios, el cual fue aprobado el 2 de marzo de 1962.

Por ese proyecto el país accedió a un préstamo de 19 mil dólares. Desde entonces las deudas de la República Dominicana con el organismo internacional han crecido sustancialmente y solo en proyectos dirigidos a inversiones sociales los préstamos ascienden a 430 millones de dólares.

“En ese monto de los US$1.3 billones incluye tanto los montos desembolsados como los no desembolsados”, especificó a EL DÍA, Humberto Gobitz, jefe de operaciones del BID en el país.

Las diferencias

Tomando en cuenta el portafolio de préstamos de los diversos países, la República Dominicana supera en préstamos con el BID a naciones como Panamá que en la actualidad debe US$634.45 millones.

También a Nicaragua que tiene una cuenta abierta de US$ 907.3 millones, Honduras (US$ 955.8 millones), Jamaica (US$ 523 millones), Haití (US$ 1.17 billones) y Paraguay (US$1.33 billones). Gobitz especificó que República Dominicana forma parte de un conjunto de cinco naciones pobres por índice de ingresos percápita a las cuales el BID les da un tratamiento especial. Esto incluye mayor flexibilidad de pago. Los otros países que están en esa lista son Honduras, Bolivia, Guyana y Nicaragua.

“Fuera de esos cinco países a las demás naciones les ofrecemos las mismas condiciones en todo momento que son un período de plazo de 25 años de pago”, dijo el ejecutivo. El jefe de operaciones del BID en el país también explicó que en este momento la tasa de interés de los préstamos son de 2.25% anual.

Frecuencia

Durante el primer semestre de este año el BID aprobó financiamientos para cinco proyectos entre los que se encuentra un préstamo de US$ 50 millones destinados al fortalecimiento de la administración tributaria del país.
En tanto que en el 2016 se aprobaron 15 préstamos. Los sectores a los que se han dirigido esos financiamientos son energía, transporte, educación, salud, empresas privadas y desarrollo de pequeñas y medianas empresas, agua y saneamiento, y agricultura, entre otros.

Fuente: El Día

Comments

comments