¿Puede Jean Alain hacer lo que hizo sin la anuencia de Danilo Medina?

¿Quién movía los hilos de esa encerrona?

¿No es la clara intención de igualarnos a todos, de proclamar que en este país todos somos corruptos, lo que procura el ataque cobarde e inmoral contra Mirían Germán?

¿Quién necesita jueces dóciles, agradecidos, conmilitones, que le den seguridad a quienes ha instalado la hipercorrupción en el país?

Danilo quiere dormir tranquilo con sus jueces marionetas, por si lo de la reelección no se da.

Comments

comments