Marlín Martínez, quien se encuentra en la cárcel con medida de coerción por el asesinato de la adolescente Emely Peguero, intentó sacar del país a su hijo Marlon para que no fuera a la cárcel por el referido crimen.

Según el interrogatorio realizado por el Ministerio Público a Bolívar Ureña, alias El Boli, implicado en el crimen, Marlín estaba dispuesta a pagar hasta un millón de pesos para quien quemará o desapareciera el cuerpo  de la menor, quien era novia de su hijo y estaba embarazada de este.

“Y si te compramos el pasaje y tú te vas al aeropuerto y te vas para Estados Unidos”. Ella quería sacarlo para Nueva York”.

La Corte de Apelación del distrito judicial de la provincia Duarte conocerá este viernes la apelación interpuesta por los abogados de Marlín Martínez y su hijo Marlon, sobre la medida de coerción de tres meses que le fuera ratificada a ambos por ser los principales acusados del asesinato de la menor Emely Peguero Polanco, y quien tenía cinco meses de embarazo.

Por: Katherine Reyes, El Caribe

Comments

comments