“Sistema Político Democrático Participativo Directo”

Capítulo Segundo

Es sin dudas uno de los momentos mas relevante y simbólico poder llegar a nuestros lectores con la satisfacción de haber explicado con antelación las distintas democracias como son el Sistema Político Democrático Representativo también conocido como Sistema Político Democrático Indirecto, continuando con el Sistema Político Democrático Participativo y el Sistema Político Democrático Directo, todos éstos ya tratados de manera lato sensus en la mayoría de sus componentes, lo que nos da paso a empezar a profundizar en el tan esperado Sistema Político Democrático Participativo Directo, el cual es la razón de ser de tanto sacrificio, desvelos, e ingentes esfuerzos por materializar lo que pensamos en breve tiempo deberá ser el Sistema Político Democrático que esperamos gravite el orden sociopolítico y económico de todos los dominicanos.

Lo primero que debemos señalar es que la Democracia Participativa Directa, es un sistema humano, que aboga por el amor, la igualdad, la solidaridad, la hermandad, dónde las personas que ocupan cargos en el Estado son Administradores Estatales, mientras que el Presidente pasa a ser el Administrador Oficial del Estado, lo que se establece que ambos conceptos tanto el primero como el segundo, están a expensas de la población dominicana, la cual tiene la autoridad cuando ejercen los elementos que el sistema pone a su disposición para manifestarse como pueblo ante una posición, postura o acción que sea de interés nacional.

El cambio es radical por las bondades que propone el mismo sistema en cuestión, que al ser comparado con el actual sistema representativo son completamente yuxtapuestos, empezando porque el primero (entiéndase el Participativo Directo) no necesita de ciertos poderes de hecho ni de derechos que si necesita el sistema político indirecto para poder accionar, siendo esto una traba nodal y puntual que dificulta el avieso funcionamiento de la representatividad frente a los Participativos Directos, y por ende da respiro a la ciudadanía que podrá en lo adelante decidir per se en aquellos puntos o asuntos que mejor le convenga a la población pura y simple.

La división política territorial habrá de variar ya que deberá ser reducida, logrando con esto un mejor y mayor control para la actividad comunal, mejores incentivos para nuestros campesinos y la agricultura, la educación, la salud, justicia, la alimentación, el sector energético, etc., debido a que las prioridades de la población deberán primar ante todo, amén de las ventanillas participativas directas que tendrán una función de relevante importancia, por lo que antes de proseguir, es oportuno pasar a definir lo que será nuestro sistema político en el futuro inmediato de nuestro país, y que a continuación definimos de la manera siguiente, citamos:

Sistema Democrático Participativo Directo
Nueva visión.

1.- La democracia participativa directa: es el sistema político que permite la participación activa de los ciudadanos y la inclusión de la población en la toma de las decisiones de los poderes del Estado que comprometen la soberanía, la gobernabilidad, la educación, la salud, la vivienda, la convivencia pacífica y la libertad. Sus mecanismos son el de la elección popular, el plebiscito, el referéndum y el foro público.

Sin lugar a dudas en este sistema el ciudadano pasa a ser una figura de primer orden, con una función puntual, ya que es incluyente y no excluyente como lo es el sistema representativo, por ende hablamos de un ciudadano educado y consciente que el estado deberá esmerarse por fortalecer su gnosis usando las vías oportunas para lograr lo propuesto.

Éste, sin dudas, es uno de los retos mas loable, hermoso, humano, pero a la vez complejo que presenta nuestro país en el plano político, por lo que la fe siempre puesta en DIOS, y contando con la buena voluntad de todos aquellos que aspiramos a un cambio real lleno de paz, abundancia y prosperidad, habremos de asumir hasta hacerlo una realidad, por lo que lejos de ser una quimera, ya estamos sobrevolando las fronteras de lo utópico, haciendo del allende los mares la meta mas cercana que ciudadanía hambrienta de paz, justicia y seguridad, haya tenido jamás.

Servio Pérez

launiversidaddelmerengue1@hotmail.com

Comments

comments