Osmar Benítez, ministro de Agricultura, informó que alrededor de 48 mil tareas de arroz se han perdido fruto de que productores de  la Línea Noroeste desobedecieron el mandato dado en febrero de no sembrar arroz por falta de agua. Dijo que solo en Mao-Gurabo y sus entornos se podía sembrar arroz y se prohibió la  siembra para Montecristi y Castañuelas porque se iba a controlar el suministro de agua.

“En la Línea Noroeste se siembran 450 mil tareas de arroz, pero se nos afectaron por la sequía, 48 mil tareas. Se debió porque  la gente, a pesar de la advertencia, sembró”, indicó.

Dijo que las pérdidas iban a ser de 100 mil tareas, pero lograron salvar 52 mil, gracias a que se acordó con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos facilitar un  millón de metros cúbicos por segundo, cada día, durante cuatro fines de semanas seguidos.

Indicó que la pérdida de esta cosecha no afectará el consumo de la sociedad.

Comments

comments