A las 5:00 de la mañana del viernes 22 de mayo, Anaury Castillo, vestido con un pan­talón deportivo color gris, tenis y tshirt color negro, y sin su celular y su cartera, salió de su residencia en Los Frailes, Santo Domingo Este, a ejercitarse.

Anaurys es un estudiante meritorio de Derecho del octavo semestre de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), quien a los 21 años había participado en el voluntariado de la Organización de las Naciones Unidas.

Solo pasaron tres minutos para que su último rastro quedara regis­trado en una de las cámaras de se­guridad de una estación de com­bustible del Kilómetro 15 de Las Américas, a las 5:03 de la mañana, donde se le veía caminando con di­rección al este de la marginal.

Pero al parecer la tierra se abrió con el único fin de tragárselo para no escupirlo en ninguna parte, por­que tan solo a 200 metros de esa estación de gasolina, había otras cámaras de seguridad en los esta­blecimientos aledaños que tenían distintos enfoques y ninguna pudo captar ni siquiera la silueta de An­aury.

Según Mateo Castillo, padre de An­aury, revisaron todas las cámaras de seguridad que se supone segui­rían su rastro hasta llegar al peaje; pero ninguna pudo captarlo con sus lentes.

“Estuvimos un día entero revi­sando la cámara del peaje y en nin­gún momento se le vio caminando por ahí”, explica Mateo.

Cualquier información llamar al número 849-360-9086.

Comments

comments