Para Andy Dauhajre, una cita de Victor Victor Küppers:
«La inteligencia sin bondad conduce a un mundo sin moral, falto de ética y perverso, donde solo importan los beneficios».

¿No es eso lo que ha ocurrido en la vida de este canalla?,¿siempre del lado infame de la vida?, ¿adicto al dinero?, ¿repleto de indolencia visceral contra los pobres?

Peón de Balaguer, de Leonel, de Hipólito, de Danilo Medina; de todo aquel que le pueda garatizar un beneficio. ¿Alguien conoce un solo acto, uno solo, de ese sujeto que no esté orientado a obtener dividendos?

En toda conciencia pequeñoburguesa existen siempre los simulacros del bribón, del cínico, del que se despliega como un pajuil orondo de sus saberes. Él los resume todos. En el fondo, su vida se reduce a satisfacer el único valor de cambio que le puede inflar su autoestima: el dinero.

De hecho, la forma humoral de su existencia nada importa, Andy Dauhajre puede hacer de un débil un fuerte, de un silencioso un parlanchín, de un contrato mafioso un dechado de virtudes.

Es el mejor ejemplo que hayamos encontrado de una prostituta intelectual, con el perdón de las prostitutas que padecen la ambiguedad del sacrificio.

Comments

comments