David Ortiz, el gran expelotero de los Medias Rojas de Boston contrató al exjefe de la policía de esa ciudad para que investigue el atentado del que fue víctima el día 28 de junio de 2019. Eso significa, entre otras cosas, que los detenidos por la policía dominicana no tienen la responsabilidad que se les atribuye, que el propio David Ortiz como la inmensa mayoría de los dominicanos no se cree esas versiones y que sigue interesado en saber o confirmar de donde procedió la orden de matarlo. Sin embargo, el país no se inmuta. El gobierno bien gracias. No pasa nada. Agua que corre debajo del puente. No reaccionamos.

La Drug Enforcement Administration (DEA) presiona u ordena a las autoridades dominicanas ejecutar un operativo contra Cesar Emilio Peralta (alias El Abusador) pero este personaje escapa al operativo. Las publicaciones dan cuenta de sus actividades de narcotráfico a gran escala; queda evidenciado ante el país su poder, su riqueza y su influencia. Las autoridades, las mismas que lo alertaron, en medio de disparates, se contradicen pero el país se entera de que la esposa del señor es hermana de la viuda de Juancito sport y que ambas son hijas de un notorio y reputado narcotraficante. Hay linaje por ese lado y vínculos con el poder y Danilo Medina por todos los lados.

Hay también fotos que hablan y fotos que insinúan. Junto a Cesar E. Peralta aparecen figuras de la farándula, el deporte y la política dominicana. Es casi todo lo mismo. Ninguno de los fotografiados junto al “Abusador” ignoraba sus actividades y seguramente la mayoría de ellos son inocentes de cualquier cargo excepto el de imprudencia y oportunismo. Ahora, seguramente temen la publicación de otras fotos y sobre todo, que si en verdad “El Abusador” se  entrega a los americanos y no a las autoridades locales, temen, repito que ese hombre hable.  Cesar, llamado “El Abusador”, está en peligro de muerte y seguramente él lo sabe. Los americanos lo quieren vivo. Muchos dominicanos lo prefieren muerto.

Acudir a sus fiestas, socializar con las mujeres que proveía, disfrutar de los ambientes opulentos, presumir de las relaciones de poder y riqueza son parte de lo que se considera “ser un triunfador”. Esta sociedad, imitando a otras, ha perdidoescrúpulos, sensatez y vergüenza. Andrés, un hijo de la reina de Inglaterra iba, con muchos políticos y empresarios importantes a las fiestas pervertidas de Jeffrey Epstein en Nueva York y mientras ahora el profesa inocencia, las victimas le reclaman justicia.  Muy pocos creen que Epstein se suicidara en la cárcel sino que fue convenientemente silenciado y tanta es la sospecha que el FBI ha ordenado una investigación al respecto.

La magistrada Miriam Germán Brito, en el curso de un desagravioque le hicieran recientemente sindicó a jueces de su misma jerarquía como instrumentos de los cuales se sirvió Danilo para infamarla y deshacerse de su presencia en el mas alto tribunal que esos señores denigran con su conducta.

1.- Empate el lector el atentado a David Ortiz con la imprudencia de otros y la torpeza suya.

2.- Busquen la relación con Cesar “el abusador” el poder y ese entorno.

3.- Vean como la justicia es despojada de cualquier asomo de decencia.

4.- Observen como, en medio de todo esto, Danilo Medina transita, como naufraga, como es reo de todo ese entorno, como el PLD está sucio hasta los huesos, como esta sociedad está tan enferma que ni se percata de su gravedad y como NO PASA NADA por ahora.

 

Comments

comments