El pueblo dominicano, en sentido general, debe permanecer atento con el tema y el debate suscitado en algunas esferas con la pre-selección por parte del Senado de la República de los nuevos jueces llamados a integrar o conformar la nueva JUNTA CENTRAL ELECTORAL (JCE) que por mandato constitucional es la institución pública llamada a velar y dirigir los destinos de todos los Actos Públicos del Estado Civil, como también de organizar y preparar administrativamente todo lo relativo al sistema electoral de la nación de cara a los comicios venideros. No hacerlo sería una irresponsabilidad de toda la ciudadanía ante la situación de incertidumbre por la que atraviesa tan importante órgano estatal.

Cabe recordar la importancia que este asunto reviste para la vida democrática e institucional de la RD, solo bastaría con recordarle al pueblo dominicano el pasado desastre electoral, donde se puso de manifiesto la debilidad institucional de dicho órgano estatal con todos los imprevistos presentados y la renuncia de un sin número de delegados de mesas el día antes de los comicios así como con las fallas presentadas con los escáneres y las firmas del padrón electoral. Unas elecciones diáfanas y pulcra es lo que todo votante desea y sobre todas las cosas, una JCE llamada a regular el sistema de los partidos políticos de manera pues que puedan competir, entre sí, en igualdad de condiciones.

De ahí, la importancia de seleccionar verdaderos árbitros apartidistas que tengan las credenciales suficientes e idóneas para que garanticen, organicen y dirijan con honestidad y responsabilidad los destinos de una nueva JCE que no sucumba ni claudique ante las presiones de los gobernantes de turnos y mucho menos ante sectores oportunistas comprometidos casi siempre con el lado más oscuros o de algún gremio específico o partido alguno, de lo contrario esto sería un retroceso funesto para todo el aparato y sistema electoral del país.

Son muchos los intereses que siempre merodean y pretenden perseguir y dirigir los resultados electorales que de la JCE puedan emanarse, de ahí la importancia que reviste hacer una selección apropiada compuesta por personas verdaderamente probas e independientes a todas luces, que sean además competentes, apartidistas y con credibilidad internacional suficiente y reconocida. Son muchos los requisitos que deben adornar a los seleccionados, recuerden ustedes, que el país tiene muchos desafíos por delante, sobre todo, uno latente producto de la inmigración masiva del vecino país y de las acusaciones internacionales de las cuales hemos sido objeto por ante la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en su mayoría casi siempre injustas.

Así las cosas, podemos señalar que otro de los problemas, es el de la necesaria y adecuada fiscalización de los recursos que con fondos públicos se nutren los partidos políticos, y otras veces provenientes de distintas fuentes sin control alguno y sin saber la procedencia u origen de los mismos, algo que constituye en muchas ocasiones un gran dolor de cabeza dada la competencia desleal y los efectos negativos que arrastran la institucionalidad de los mismos partidos políticos. Fruto de esto el país ha sido testigo de ser sindicalizado por organismos internacionales como la séptima u octava nación más corrupta de toda la región, situación que no ayuda en nada y ahuyenta de por sí la inversión extranjera. No obstante a esto, si le sumamos el problema del trasiego de las drogas, ya fuimos también calificados por el propio Embajador de los EE.UU. acreditado en el país James Brewster como un gran puente, provocando la reacción del Presidente Danilo Medina y definitivamente es algo que preocupa, daña y definitivamente destruye la buena imagen de la nación.

En consecuencia, los nuevos integrantes de la JCE deben ser personas con cabal formación académica y con prestigio social reconocido, así podremos contribuir a revertir los efectos negativos del pasado.

Uno de los nuevos integrantes de la JCE es el doctor Roberto B. Saladín Selin, He aquí parte de su hoja de vida:

  • Graduado de Doctor en Derecho en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en 1962.
  • Intérprete Judicial y Abogado-Notario Público del Distrito Nacional.
  • Curso estudios de Derecho Internacional como becario de la República Federal de Alemania, en la Universidad Libre de Berlín Occidental (1964-1965) y en el Instituto de Altos Estudios de Derecho Internacional, de Paris, Francia (1966-1968).
  • Aunque su fuerte son las Ciencias Jurídicas, cursó estudios de Comercio Exterior en Tokyo, Japón y de Economía en Maryland, Estados Unidos de Norteamérica.
  • Habla y escribe varios idiomas con fluidez: Español, Inglés, Francés y Alemán.

Posiciones privadas y públicas desempeñadas, a saber:

  • Abogado asociado a la firma de Russin, Vecchi& Heredia Bonetti.
  • Agregado Comercial de la Embajada de Bonn, Alemania y luego ante la UNESCO en Paris, Francia.
  • Comentarista Económico y luego Co-Fundador del Programa Hoy Mismo, Canal 9, Color Visión.
  • Comentarista de temas económicos en Teleantillas, canal 11, Diario Económico.
  • Fundador de Transnaccional Dominicana, C. por A.
    Pasado-Miembro del Consejo de Directores del Banco ADEMI en sus inicios.
  • Sub-Director y luego Director del Centro Dominicano de Exportaciones (CEDOPEX) hoy día CEI-RD.
  • Secretario General del Consejo de Directores del Banco de Reservas de la RD.
  • Secretario de Estado de Finanzas, 1986.(Hoy Ministerio de Hacienda).
  • Gobernador del Banco Central de la República Dominicana, 1987-1989.
  • Dos (2) Administrador del Banco de Reservas de la República Dominicana.
  • Dos (2) Embajador ante la Casa Blanca acréditado en los EE.UU.
  • Representante Dominicano ante el Banco Intereamericano de Desarrollo (BID) y México.
  • Embajador Dominicano ante la Organización de Estados Americanos (OEA).
  • Fundador y director del programa de TV “El Reporte Saladín” por Cinevisión-Canal 19.

Comments

comments