Danilo Medina inaugurará el miércoles a Punta Catalina, un símbolo internacional de corrupción

El presidente Danilo Medina, inaugurará el miércoles la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), que según el gobierno aporta actualmente 720 megavatios brutos al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI). Así lo anunció la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) en su cuenta de Twitter.

Punta Catalina costaba ori­ginalmen­te US$1,900 millones, pero ter­minó costan­do aproximadamente US$3,000 millones y todavía falta dinero para completar la inversión.

Fue construida por una de las empresas más corrup­tas del mundo, llamada Odebrecht, que pagó so­bornos a funcionarios del gobierno de Danilo Medi­na por unos US$195 mi­llones o su equivalente en pesos dominicanos de RD$9,790 millones a la tasa de ese periodo.

El terreno donde se construyó Punta Catali­na fue arrendado por 20 años a la familia Vicini lo que es un verdadero es­cándalo cuando se trata de una planta que costo el 7% de la deuda del sec­tor público no financiero.

La unidad II de la plan­ta, con menos de un año en operación, fue cerrada varios días por «mantenimiento» luego de que un fue­go causado suúestamente por una sim­ple junta de goma que se rompió.

La planta está emi­tiendo desechos tóxicos en cantidades industria­les que afecta toda la zona circundante y contamina extensas áreas a kilóme­tros de distancia.

La Termoeléctrica Punta Catalina, obra estrella de la gestión de Medina, ha supuesto una inversión 1,945 millones de dólares más el aporte de un fondo de contingencia de otros 336, cuya devolución al contratante o acreditación a la empresa constructora está condicionada por los resultados de un proceso de arbitraje internacional.

La planta, cuyos dos generadores sumarán una capacidad conjunta de 752 megavatios brutos, se construyó mediante un contrato EPC (Ingeniería, Procura y Construcción) a cargo del Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella.