Las tetas, ¡ay!, las tetas del estado… Déjame pegarme de ésta y coronar.

Es de todos saber que hay tetas estatales, léase oportunidades ilícitas que se aprovechan o se crean para lucrarse de manera irregular del erario público, de nuestro dinero y esto en buen español es robo.

Ha sido una práctica común desde que tenemos uso de razón, desde antes de los tiempos de la corrupción llega hasta la puerta de mi despacho o de cuando toda la geografía se consideraba una finca del patriarca, del tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina. Si hacemos memoria se transporta a los tiempos oscuros de Lilís, Horacio Vásquez, en fin, desde nuestra constitución. Pero jamás a los niveles de descaro y de las cantidades que hemos presenciado y sido víctimas en los últimos 20 años de los desgobiernos morados.

Es de todos saber como se manejan las licitaciones y las adjudicaciones. Es todo un entramado, un modo de operación digno de mafias y a través de éstas se han enriquecido vilmente la gran mayoría de los miembros del oficialismo y allegados, ninguno puede justificar sus riquezas.

Ahora bien, lo que hemos venido presenciando con las sobrevaluaciones de productos, irregularidades y prevaricación en tiempos como estos, en un estado de emergencia, en un estado de excepción, no tiene perdón y todo un país está a la espera de que todos los involucrados paguen sus consecuencias por robarle a los dominicanos y sacar provecho de las necesidades, dolor, precariedad y miseria de toda una nación.

Como miembro del grupo cívico Somos Pueblo y como persona, soy partícipe y creo fielmente en una propuesta e iniciativa que debemos exigir tdos los habitantes de esta media isla. Debemos formar parte y tomar acción para que esto se implemente, ya que el dinero que se está utilizando para combatir esta pandemia es nuestro y el que no, pertenece al sector privado, a empresas o personas que también están en pleno derecho de saber los destinos de sus donaciones.

La iniciativa es la siguiente:

Mientras nos encontremos en éste estado extraordinario debe y tiene que habilitarse una plataforma digital y pública con diferentes propósitos, objetivos y funciones como por ejemplo:

  • Debe y tiene que especificar cuánto dinero del estado se ha, se está  y se estará invirtiendo  para combatir este mal.
  • En que se ha invertido, en que se está invirtiendo y en que se estará invirtiendo este dinero.
  • Un inventario detallado de lo que existe, lo que se está esperando y lo que se necesita.
  • Listado por orden de prioridades de los productos a comprar para que se licite abierta y públicamente y que todos podamos ver que si se le da la oportunidad al que mejor precio y tiempo de entrega oferte.
  • Cantidad exacta de habitaciones y camas que poseemos y cuántas se necesita habilitar para estar realmente preparados para los volúmenes de pacientes que vamos a tener cuándo se alcance el pico de la curva, su coste físico y de operación.
  • También tiene que incluir un plan de acción a corto, mediano y largo plazo.
  • Inventario actualizado por día de cuantas pruebas se están haciendo y cual es la meta a llegar ya que es de conocimiento global que se requiere la mayor cantidad de tests posibles para poder paliar la propagación. A quienes se le hacen y clasificar por región, zona, provincia, municipio, paraje, barrio ya que entendemos se esta teniendo favoritismo, amiguismo y preferencia con las personas privilegiadas y si dividimos la cantidad de pruebas que hemos hecho hasta la fecha entre la cantidad de provincias arroja una cantidad ínfima, minúscula por provincia.
  • Un renglón específico para las personas que quieran donar y donde pueda verse quienes son, que se necesita de urgencia con los respectivos proveedores y precios de estas necesidades para que de esta manera se pueda ayudar, cooperar, agilizar, transparentar y quitarle una carga al estado que todos sabemos tiene mucho trabajo, estas compras se entregarán a donde el propio gobierno determine.

Por otro lado y en otro orden entendemos que debe prohibirse de inmediato el gasto de dinero en proselitismo político y detener la competencia pública de quien está ayudando, y como lo esta haciendo, como también los programas de TV pagos por candidatos para dirigirse a la población respecto al COVID-19 ya que se presta a promover su figura y/o organización y a mercadear a un muy alto costo acciones que necesitan todos los votantes y los no votantes. Este dinero pudiera utilizarse para llenar vacíos en nuestra sociedad y para satisfacer necesidades reales y palpables. Es de muy mal gusto tratar de proyectarse y venderse en una pandemia. Estos que hagan sus participaciones públicas a través de las redes sociales.

Implementar un plan de seguridad con estándares generalizados y que los responsables de ejecutarlo cuenten con todo lo necesario para proteger la salud de los implicados.

Establecer la cifra exacta del personal de salud y seguridad para poder establecer y hacer proyecciones de que cantidad de material gastable son necesarios para suplirlos diariamente con estos ya que se están jugando la vida y es un deber y obligación de los titulares de minimizar las posibilidades de contagio de los héroes de esta batalla.

La plataforma virtual debe estar actualizada todo el tiempo porque de esta forma se evitaría las salidas, diligencias y contacto entre los protagonistas envueltos, lo que sería una contribución inmensa a la prevención de la propagación del virus.

Estos son solo unos puntos que ayudarían a garantizar la tan anhelada y necesaria transparencia en el manejo de nuestros fondos.

Comments

comments