La diputada de la provincia Peravia, Ana Mercedes Rodríguez, denunció que existe complicidad en la reciente invasión del Parque Nacional de Las Dunas del municipio de Baní. Deploró que a más de 20 días de que se pretendiera ocupar el área protegida para destinarla a la construcción de viviendas y a la agricultura, no conozcan a desaprensivos que atentaron contra ese patrimonio. Dijo que el parque esta militarizado, con personal del Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa), pero corresponde a las autoridades investigar quiénes están tras ese daño medioambiental. “Necesitamos que Las Dunas sigan protegidas, que no se quede en denuncias”. Pide buscar a los responsables y aplicarles todo el peso de la ley. “Podrán intentar ocuparlas, pero jamás permitiremos la usurpación”. Las Dunas son únicas en el Caribe, con 15 kilómetros en línea recta. El variado clima de este mini desierto, y su fauna y flora las hacen atractiva. Mercedes dijo que el obispo de Baní, Víctor Masalles, ha accionado en contra de este crimen.

Comments

comments