Lisa Marina García, una de las asaltantes que hirió al guardia de los padres de la primera dama, Involucrada en un asesinato, fue sentenciada anteriormente a 10 años, cumplió 5, fue liberada bajo condiciones hace 8 meses.

El 2 de mayo del presente año junto a otro delincuente roban un arma de fuego y un celular a un ciudadano en Alma Rosa. Ese mismo día junto a otros delincuentes asaltaron a otro ciudadano quitándole sus documentos y su celular y posteriormente intentan asaltar a otro, hiriéndolo en la pierna. Se pone la querella, pero no se resuelve nada.

El 20 de Mayo despojaron a una señora de 14,000 pesos y dos celulares. Se pone la querella, pero no se resuelve nada.

El 27 de Mayo despoja a otro ciudadano de un anillo de oro y un celular. Se pone la querella, pero no se resuelve nada.

El 29 de Mayo despojan a otro ciudadano de dos celulares. Se pone la querella, pero no se resuelve nada.

El 30 de Mayo junto a “Tiki-tiki” y “la falacia” intentan quitarle el arma de reglamento al guardia de los suegros del presidente, hiriéndolo de tres disparos. Inmediatamente la policía los identifica, al otro día la policía mata a Tiki-tiki en un “intercambio de disparos” (frase que en dominicano tiende a significar “ejecución extrajudicial”), un día después se entrega Marina y el día de ayer y temblando de miedo se entrega “la falacia”.

Evidentemente en el país no hace falta buena policía o buena inteligencia pues es claro que cuando la delincuencia afecta a los de arriba la justicia es eficaz y los organismos de seguridad bastante buenos. Aquí no hay delincuencia por falta de policía o por falta recursos, aquí hay delincuencia porque existe una justicia débil y complaciente con el delincuente y unos organismos que solo ponen diligencia cuando la delincuencia afecta a la élite.

Tomado del muro de Facebook de Josías Estepan G

Comments

comments