25.8 C
Santo Domingo
sábado, julio 13, 2024

TOP DE ESTA SEMANA

Artículos Relacionados

La BBC pregunta por qué los dominicanos se van de un país con “estabilidad política” y “crecimiento económico”

- Anuncio -

La República Dominicana, conocida por sus playas idílicas y paisajes caribeños, ha gozado de estabilidad política desde los años 70 y su economía ha crecido de manera sostenida. Sin embargo, este aparente éxito económico no se refleja en el día a día de sus más de 11 millones de habitantes, lo que ha llevado a un aumento significativo en la emigración.

Entre 2021 y 2022, la diáspora dominicana creció de 2,53 millones a 2,83 millones, según el Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior. Este fenómeno refleja la desesperanza de muchos dominicanos que, a pesar del crecimiento económico del país, sienten que no tienen oportunidades en su tierra natal.

Desde hace al menos 20 años, República Dominicana no ha experimentado una crisis económica. El turismo y las remesas son pilares fundamentales de su economía. En 2023, la industria turística generó casi 18 mil millones de dólares, mientras que las remesas enviadas por los dominicanos en el extranjero superaron los 10 mil millones de dólares. Sin embargo, esta riqueza no se distribuye equitativamente.

Más del 40% de los dominicanos vive en condiciones vulnerables, según cifras del Banco Mundial. La movilidad económica y social es extremadamente baja. Un estudio del Banco Mundial en 2014 reveló que menos del 2% de la población había mejorado su situación económica respecto a la generación anterior, mientras que el 19% había retrocedido. Aunque estos datos no se han actualizado, los expertos coinciden en que la situación no ha mejorado significativamente.

La desigualdad y la falta de oportunidades son factores clave que impulsan la migración dominicana. Aunque el país disfruta de estabilidad macroeconómica, los salarios son bajos y el costo de vida es alto. El sueldo mensual promedio es de aproximadamente 570 dólares, y solo una minoría de asalariados gana más de 1000 dólares al mes. En sectores como la agricultura y la ganadería, los salarios son aún más bajos, afectando principalmente a los trabajadores no cualificados.

La inmigración haitiana, que ofrece mano de obra más barata, agrava la situación de los trabajadores dominicanos, tanto cualificados como no cualificados. Además, la educación pública en el país es de baja calidad, lo que obliga a las clases medias a enviar a sus hijos a colegios privados costosos. El alto costo de la vivienda y de los productos de primera necesidad hace que muchos dominicanos busquen mejores oportunidades en el extranjero.

La diáspora dominicana, que alcanza casi el 25% de la población total del país, se concentra mayoritariamente en Estados Unidos, seguido de España, Italia, Canadá y Chile. La ley de inmigración de Estados Unidos que permite la reunificación familiar ha facilitado que familias enteras emigren.

Las remesas, que en 2023 aumentaron un 3,1% respecto al año anterior, son esenciales para el crecimiento económico del país y para la subsistencia de muchas familias dominicanas, compensando parcialmente las desigualdades en los ingresos.

Este video reportaje de BBC News Mundo evidencia las críticas que hemos sostenido en Somos Pueblo: a pesar del crecimiento económico y la estabilidad política, la riqueza no se distribuye equitativamente y muchos dominicanos sienten que no tienen más opción que emigrar para buscar un futuro mejor. Este es un llamado de atención para que se implementen políticas que realmente beneficien a todos los ciudadanos y no solo a una minoría privilegiada.

- Anuncio -