En plena pandemia, el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) aprobó el 27 de Mayo (1 mes y 3 días después de juramentarse las nuevas autoridades) un plan de préstamos personales para sus regidores fungiendo el ayuntamiento como garante.

No solo eso, conforme esta resolución la solicitud fue declarada de urgencia para su aprobación. Pero creo que hay otras cosas que requieren urgencia.

Urgencia requiere una política de manejo de residuos sólidos en donde dejemos de ver la basura como un problema y pasemos a verla como solución, como fuente para generad riquezas; urgencia requiere una política de transporte público eficiente, accesible, digna y barata, urgencia requiere un plan de ampliación y recuperación de espacios públicos, urgencia requiere resolver el problema de Duquesa, urgencia requiere que mejorar la capacidad y cobertura de nuestros precarios sistemas de alcantarillado y drenaje pluvial.

Urgencia requiere la revisión y actualización de las ordenanzas municipales en planeamiento urbano y de la estructura de tasas y arbitrios. En el momento más crítico para nuestro país, agenciarse privilegios representa el Mal Camino. Buen Camino pero ¿para quienes?

*Contribución especial para Somos Pueblo Media

Comments

comments