Un informante en el caso del magnicidio de Jovenel Moise habría admitido durante el transcurso de la investigación, que agentes de la Policía Nacional de Haití fueron quienes asesinaron al mandatario, de acuerdo a una investigación del diario colombiano “El Tiempo”. El informante también aseguró que alguien de alto rango de la policía haitiana también fue quien dio la orden para que los mercenarios colombianos involucrados en el caso pudieran entrar sin estragos a la residencia de Moise.

Este informante le habría entregado un audio a un agente de inteligencia de República Dominicana, donde supuestamente revela datos sobre cómo se llevó a cabo el asesinato, de acuerdo al diario colombiano.

“El Tiempo tuvo acceso a un audio en el que un informante le entregó a un agente de inteligencia de República Dominicana datos de la contratación de los vehículos usados y de los hombres que entraron a la habitación de (Jovenel) Moise a matarlo”, leía parte de un escrito publicado en la versión digital de este periódico.

Asimismo, El Tiempo informó que como prueba de la confesión de esta persona está el hecho de que los asesinos extrajeron el ojo izquierdo del cadáver del presidente, como parte de un ritual vudú “para que el muerto no te siga mirando desde el más allá”.

En otro audio una mujer supuestamente relacionó al apresado Dimitri Hérard, quien fungió como jefe de seguridad de Moise, con el proceso de reclutamiento de mercenarios colombianos.

Según El Tiempo esta mujer aseveró que Hérard le sugirió a Moise que debían contratar a los mercenarios para combatir a las bandas criminales que tanto afectaban a la sociedad haitiana, añadiendo que estos acuerdos fueron rubricados con el gobierno de ese país

Comments

comments