La Semana del Cambio Climático o Climate Week se lleva a cabo desde el 21 hasta el 27 de septiembre en NYC, antes de la Cumbre sobre Acción Climática de la ONU, con el objetivo de generar aún más potencia, conciencia, compromiso y recursos orientados a acciones para vencer la emergencia climática.

Nunca como hoy es especialmente importante reconocer éste evento y nuestro impacto ambiental que urge de prácticas eficientes, sostenibles y éticas.

Sabemos que la industria de la moda desempeña un papel importante en estos esfuerzos, ya que representa una parte sustancial de los contaminantes del mundo ( es la segunda -después del petróleo- más contaminante del planeta).

Una interesante discusión sobre el futuro de la moda y la importancia de la sostenibilidad en la industria contó con la participación de la empresaria islandesa Áslaug Magnúsdóttir fundador de Katla, cofundadora y ex directora ejecutiva de Moda Operandi, quién junto a destacados panelistas compartieron mensajes sobre el futuro de la industria y sus esperanzas:

-«Compre menos, compre mejor”. Como consumidores, tenemos mucho poder para impactar en la industria de la moda. Si todos compramos menos, generaremos menos desperdicio.

-«Cada prenda cuenta, por lo que tanto los consumidores como las marcas y minoristas solo deben comprar lo que se usará con regularidad».

La situación de emergencia ante un cambio climático peligroso hace necesario que el sector de la moda tome medidas inmediatas para alinearse con los objetivos del Acuerdo de Paris y avanzar hacia la reducción de las emisiones netas a cero para 2050.

Comments

comments