Santo Domingo, RD

El presidente del Partido Revolucionario Moderno advirtió que la Junta Central Electoral está obligada a actuar para evitar que en los venideros comicios de febrero y mayo del año que viene los centros de votación no se conviertan “en un gran mercado de compras y ventas de mercancías como sucedió en las primarias del pasado seis de octubre”.

El presidente del PRM dijo que la compra de votos se vivió en todos centros de votaciones del país, sobre todo motorizado por el oficialismo. Agregó que aunque esa es una práctica que no es nueva, puede cambiar el resultado del proceso en una demarcación específica, y por lo tanto daña el espíritu y naturaleza de los certámenes electorales.

Paliza criticó que en una contienda electoral, como las primarias del seis de octubre, es el dinero que finalmente termina imponiéndose en esos  procesos, en este caso el dinero público y por lo tanto el daño que causa es doble.

“No solo se produce la compra, sino la utilización de dinero que no es propio del actor ni propio del sistema para hacerlo de esa forma, y eso es cierto que se produjo en esas elecciones, y es cierto que daña cualquier resultado“, deploró.

El legislador sostuvo que eso es algo que el órgano regulador, en este caso la JCE, debe tomar una posición fuerte y sólida con miras a las  elecciones de febrero y de mayo.

“Porque fue una práctica hecha a la luz de todo el mundo, de las autoridades presentes, de los cuerpos armados y de todo el engranaje que se desarrolla alrededor de las Juntas municipales“, deploró.

Comments

comments