Mucho se ha hablado sobre los votos necesarios para someter una reforma constitucional, sin embargo, por desconocimiento o con un propósito dañino, se ha omitido un hecho sumamente importante y preocupante, y es que hay un quorum mínimo requerido, y de acuerdo al quorum del día en que hipotéticamente se haga la votación (esperamos que no se haga), varía la cantidad de votos necesarios. Esto se traduce a que menos congresistas presentes es igual a menos votos necesarios. Por lo que ausentarse tiene el mismo peso que estar presente,

La Cámara de Diputados tiene 190 legisladores, mientras que el senado tiene un total de 32 congresistas. La Constitución del 2015 establece en su artículo 269 que podrá ser reformada si la proposición de reforma se presenta ante el Congreso con el apoyo de la tercera parte de los miembros de cualquiera de ambas cámaras legislativas o por el Poder Ejecutivo. Esto quiere decir que para aprobar el proyecto de reforma constitucional se necesitan un mínimo de 64 diputados o 12 senadores que voten a favor de la misma en cualquiera de las Cámaras Legislativas.

Si esto sucede y se aprueba la proposición de reforma constitucional en una de las Cámaras Legislativas, en el artículo 271 de la Constitución se establece el mecanismo por el cual se reúne la Asamblea Nacional Revisora para realizar la modificación constitucional. Esta Asamblea iniciaría la sesión con la presencia de más de la mitad de los miembros de la Cámara de Diputados y del Senado. Es decir, un mínimo de 96 diputados y 17 senadores, para un total de 113 legisladores. Mientras que con todos los legisladores presentes tendría un total de 222.

Sobre los votos en la Asamblea Revisora, la Carta Magna establece que “sus decisiones se tomarán por la mayoría de las dos terceras partes de los votos”. Es decir que si asisten todos los congresistas, en total 222, se necesitarían 148 votos, 127 de diputados y 21 de senadores.

Pero lo alarmante, es que si el día de la Asamblea asiste el quorum mínimo requerido, el cual es 96 diputados y 17 senadores, los votos necesarios solo serían 64 de diputados y 12 de senadores., para un total de 78 votos entre las dos Cámaras.

Esto es una navaja de doble filo, ya que los diputados y senadores que se vendan a favor de la reforma constitucional para la reelección de Danilo Medina, no solamente pueden hacerlo votando a favor, sino que también se pueden vender y ausentarse el día de la votación, lo que tiene tanto peso como asistir y votar a favor o en contra.

Comments

comments