El ministro de Salud Pública y la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus, de la cual el mismo forma parte, al parecer tienen un punto de vista diferente sobre la aplicación de las pruebas rápidas del COVID-19.

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez, afirmó hoy que desaprueba las pruebas rápidas y las muestras sanguíneas de anticuerpos para determinar padecimiento de COVID-19. Sánchez Cárdenas indicó que el protocolo establecido es la prueba PCR y no se admite ningún otro procedimiento, porque es la única forma de determinar la enfermedad.

Sin embargo, el Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, mediante un discurso al país realizado el 28 del mes en curso, precisó que a partir del jueves 30 de julio, es decir, desde hace dos días, el viajero que al llegar a República Dominicana no tenga resultados de una prueba PCR de COVID-19 realizada en máximo 5 días antes, el gobierno le realizará las pruebas en el mismo aeropuerto.

En el aeropuerto Internacional de Las Américas, en espacios con un equipo de médicos militares del Ministerio de Defensa y de Salud Pública, se realizan pruebas rápidas de detección del coronavirus a los viajeros que entren al país y que no tengan la prueba PCR. La prueba de sangre consiste en hacer un pequeño pinchazo en un dedo de las manos del pasajero para extraer una gota, con el cual se les hace un análisis para detectar los anticuerpos en su organismo.

En el proceso, que solo dura unos 10 minutos, la sangre es introducida en un pequeño aparato digital utilizado por los médicos para procesarla, analizarla y establecer si el viajero es positivo o negativo al Covid-19.

Comments

comments