28.1 C
Santo Domingo
sábado, julio 20, 2024

TOP DE ESTA SEMANA

Artículos Relacionados

Sentencian a Centro de Obstetricia y Ginecología por negligencia que resultó en gastritis en un menor

- Anuncio -

El Centro de Obstetricia y Ginecología, junto con el Dr. Adonis Lajara, fueron sentenciados por la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional a pagar una multa de 350 mil pesos a Cinthya Flores. Ella es la madre de un niño de dos años y medio que fue tratado en el centro y desarrolló gastritis eritematosa moderada con aumento del patrón vascular.

El niño experimentó esta condición después de recibir dos dosis seguidas de un medicamento llamado hidrato de cloral, antes de someterse a una tomografía. El tribunal determinó que no se siguió el protocolo de evaluación necesario para decidir la administración de una segunda dosis, y que según la práctica médica, estas evaluaciones son obligatorias.

El tribunal encontró negligencia por parte del centro y del médico, y como resultado de estas omisiones, la salud del niño se deterioró, estableciendo un vínculo causal entre el acto generador y los daños causados como resultado de la sobremedicación.

El expediente revela que la noche anterior, el niño se cayó de la cama y el médico le aplicó un medicamento para reducir la hinchazón, pero no tuvo efecto, por lo que decidió llevarlo al centro mencionado. En la unidad de radiografías, el Dr. Lajara le administró una jeringa de 100 cc de una solución de hidrato de cloral para adormecerlo, con la instrucción de que si no se dormía en 20 minutos para realizar el procedimiento, debía aplicarle 5cc adicionales.

El niño despertó cinco horas después, revolcándose en casa, llorando y retorciéndose, gritando “mi barriga, mi barriga”. La madre comenzó un calvario con el niño, llevándolo de vuelta al Centro de Obstetricia y Ginecología, donde varios médicos lo revisaron y le dieron desde Gatorade hasta Taural y Sucramal granulado, sin cambiar el patrón médico del paciente que seguía sufriendo de dolor y vomitando todo lo que consumía.

Después de varios exámenes, decidió llevarlo a otros centros de salud y fue en el Centro Médico Escaño, donde la Dra. De Oleo lo revisó y dijo que estaba muy deshidratado y con fiebre, le pusieron un canal y le recetaron una dosis de 15 gotas por minuto para hidratarlo, mostrando una mejor apariencia e ingiriendo un poco de caldo por primera vez.

Después de 12 días pudo comer algo sólido y fue dado de alta con la condición de que continuara con un tratamiento costoso y estricto por un período de un mes y medio desde casa, prohibición de ir a la escuela por el mismo tiempo y una dieta estricta.

Cinthya Flores demandó al centro por RD$18,000,000.00.

- Anuncio -