Nuestra República Dominicana es un paraíso, con ambientes naturales impresionantes que llenan el alma a quienes tienen la dicha de disfrutarlos y conocerlos. Pero detrás de toda esa belleza se esconden problemas que si no enfrentamos con urgencia pueden arrancarnos este paraíso de las manos y convertirlo en todo lo opuesto.

Foto: Ryan Bowen - Playa El Valle Samaná
Foto: Ryan Bowen – Playa El Valle Samaná

En todo el territorio, nuestro país enfrenta problemáticas causadas por la incidencia de las actividades humanas y la mala gestión histórica de parte de las autoridades, hasta llegar al grado de la complicidad. La debilidad en la ejecución de la ley 64-00 De Medio Ambiente y Recursos Naturales ha causado gran parte del deterioro en el cual nos encontramos, con problemáticas que van desde contaminación, caza ilegal, extracción de agregados ilegal, tala indiscriminada hasta agricultura ilegal en áreas protegidas.

La falta de educación de la población también es un también un factor a considerar, pues educar a las personas nunca ha sido una prioridad para los gobiernos. Una persona con consciencia sobre su entorno natural, es un ente de conservación que puede gestar cambios importantes, reduciendo el impacto y la huella ecológica de manera significativa.
Una sociedad consciente puede transformar y lograr cambios trascendentales ante la crisis medioambiental en la que nos encontramos.

La participación activa de la sociedad civil en las demandas medio ambientales es vital, y ha quedado demostrado en los últimos 10 años, que la veeduría ciudadana para lograr estos cambios importantes ha sido necesaria. El tema de medio ambiente es de suma importancia pues los beneficios ambientales que brinda la naturaleza son los que garantizan la subsistencia de todos, desde cualquier óptica posible, sin un ambiente sano, la vida es imposible.

El nuevo gobierno enfrenta grandes retos en el tema ambiental, y una sociedad esperanzada en que sean resueltos, con la voluntad de las autoridades y la colaboración de los ambientalistas. Para reactivar la economía que ha sido afectada gravemente por la pandemia del COVID19, el gobierno ha anunciado un enfoque en especial en el turismo, por lo que debemos considerar de manera prioritaria el rescate de esos valiosos ambientes que nos hacen destacar a nivel internacional y hoy están descuidados. Fomentar el turismo sostenible, tomando como ejemplo a países de la región como Costa Rica, aplicando políticas efectivas que resulten en la mejoría del medio ambiente. En todas las actividades tanto comunes como industriales, debemos buscar el camino hacia la sostenibilidad y reducción de impacto ambiental impulsando la economía verde.

Asumamos la responsabilidad todos, cumpliendo con nuestro rol de ciudadanos, no lo dejemos sólo en manos de las autoridades, hagamos lo necesario para rescatar nuestro país, y que siga siendo nuestro paraíso.

Comments

comments