El presidente de la Suprema Corte de Jusitica, Luis Henry Molina, quien presidirá la audiencia del juicio de fondo del caso Odebrecht, está violando el código procesal penal y debe inhibirse o ser recursado. El presidente de la SCJ fue coordinador de la campaña del 2016 del PLD en San Cristóbal y del senador Tommy Galán, quien es imputado del caso Odebrecht, a quien el actual presidente de la SCJ juramentó dentro del comando de campaña del PLD en San Cristóbal.

El Código Procesal Penal establece en su artíciulo 78 los motivos por los cuales los jueces pueden inhibirse o ser recusados por las partes. Dos de estos motivos son: 1) tener amistad que se manifieste por gran familiaridad o frecuencia de trato con una cualesquiera de las partes e intervinientes y 2) cualquier otra causa, fundada en motivos graves, que afecten su imparcialidad o independencia.

En la campaña del PLD en San Cristóbal Luis Henry Molina y Tommy Galán trabajaron juntos, compartieron amistosamente, compartieron intereses, los cuales afectan la imparcialidad de Henry Molina como juez en el caso de Odebrecht.

Tommy Galán, actualmente es el único imputado del caso Odebrecht con jurisdicción privilegiada, razón por la cual el juicio lo está conociendo la SCJ, presidida por su ex coordinador de campaña del 2016, Luis Henry Molina.

Luego de que en el 2016 el PLD triunfó en un proceso electoral cuestionado, Luis Henry Molina y Gonzalo Castillo fueron reconocidos por el PLD en San Cristóbal por su gran labor a favor del senador Tommy Galán y el PLD, en una fiesta patrocinada por Tommy Galán, donde se le entregaron medallas de reconocimiento al actual presidente de la SCJ y al precandidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, en una fiesta con las orquestas Chiquito Team Band, Los Hermanos Rosario y Sergio Vargas.

Comments

comments