Hoy viernes se celebra el Black Friday – Viernes Negro, una jornada de descuentos con tradición estadounidense que hemos importado en los últimos años y que supone que marca el inicio de las compras y ventas navideñas. En Estados Unidos surgió hace tres o cuatro décadas y, según algunos autores, lo de “negro” es porque, hasta ese día, los comercios solo habían acumulado pérdidas en los meses previos entre enero y octubre.

Las tiendas deciden iniciar una agresiva campaña de ofertas con atractivos descuentos para incentivar al consumidor y subir sus ventas. Sin embargo, un gran número de usuarios de Instagram, Twitter y Facebook se han quejado de que algunas empresas suben los precios de venta de sus artículos antes del Black Friday y que otras hacen rebajas insignificantes, siendo muy pocas las tiendas que hacen ofertas que valgan la pena para el consumidor.

Análisis de Argentarium

Según un análisis realizado por Argentarium conjuntamente y con la masiva base de datos de Cardnet, el procesador de pagos líder en la República Dominicana, en 2014 el día que mayor cantidad de compras plásticas se realizaron fue… ¡El “Viernes Negro” de ese año!

No el día de San Valentín (RD$670 millones), ni el de las Madres (RD$631 millones), ni el de los Padres (RD$636 millones), ni siquiera los días previos de Navidad (RD$888 millones). ¡Qué va! Ha sido ese injerto cultural del “Black” cuando, por lo menos en el 2014, colectivamente los dominicanos gastamos (¿despilfarramos?) más de RD$1,019 millones.

 

Comments

comments