Para derrotar la  reelección de Danilo Medina, los dominicanos tuvieron la ayuda circunstancial pero decisiva de MIke Pompeo. Para evitar ahora que Danilo Medina imponga a Gonzalo Castillo, manipule al PRM e inhabilite a Leonel Fernández esa ayuda no estará disponible.

1ro.- Lograr que elijan a Hipólito Mejía como el candidato presidencial del PRM y/o embaucar a Luis Abinader y/o comprar los legisladores que sirvan su tripleta y su propia rehabilitación.

2do.- Que dentro del PLD pueda imponer a Gonzalo Castillo como candidato.

3ro.- Que Leonel Fernández, quede inhabilitado para ser postulado a la presidencia por cualquier otro partido o coalición de estos.

La gente apuesta a la torpeza, la vacilación y el carácter de Abinader mientras, por otro lado,apuestan a las marrullerías, los acuerdos y los compromisos que Hipólito hubiera contraído con Danilo. Si Hipólito se ha creído el cuento de que Danilo lo favorecería para cerrarle el paso a Leonel, lo hace a su propio riesgo.

Los seguidores de Hipólito tienen de esta historia, una versión. Que el maneja una estrategia secreta y que si gana, no cumpliría las promesas de impunidad dadas a Danilo.  Y ¿Danilo ignora que Hipólito alberga esa intención? Claro que no.. Pero lo que Medina no pueda cuadrar con Hipólito lo hará con Abinader. En ningún caso podría garantizar que arrastrará a su partido a apoyar al PRM y es muy probable que nunca haya tenido intención alguna de favorecerlo.

Danilo tiene metas claras e irreductibles:

1.- cerrarle el paso a Leonel.

2.- conseguir su rehabilitación.

Si resultara de su accionar algún beneficio para Hipólito o Abinader sería puramente circunstancial. Con Luis, el danilismo teme que si fuera electo no se atrevería a decirle que no a los americanosque parecen estar mas hartos que nosotros mismos de la impunidad reinante en este país.

Con el proyecto Gonzalo, Danilo persigue crear un competidor al cual debe dotar de un mínimo de credibilidad para que el país, en su momento, a pesar de la convicción derivada del rumor público sobre el fraude, pueda llegar a creerse que tenía números para ganarle a Leonel. Esperen encuestas fabricando el expediente que convierta a Gonzalo Castillo en un proyecto verosímil y sigan el discurso de las bocinas y el rastro del dinero para darle forma a una candidatura inventada en una situación de emergencia.

Danilo necesita aliados en el PRM cuya complicidad compra para conseguir su rehabilitación y hay mas de un legislador del PRM ya comprometido; primero con la reforma que fracasó por la oposición americana y ahora con la rehabilitación que Medina, de vida o muerte, necesita.

Nada de lo anterior es fácil aunque sea factible. Hay que hacer fraudes. De hecho, todo el mundo espera que esa JCE haga exactamente lo que sea pautado por Danilo. La reelección de Camacho en la presidencia de la cámara de diputados (con la ayuda del PRM) es un hecho importante porque oxigenó a Danilo tras una derrota importante a manos de Mike Pompeo. Imponiendo a Camacho en violación a acuerdos previos Danilo demuestra que está dispuesto a saltarse cualquier compromiso, que todavía es un contendiente y que pelea.

En el PRM aliarse a Danilo contra Leonel es, de todas las estrategias posibles, la mas estúpida. Su mejor opción era justamente lo contrario pues Leonel es un candidato que nunca recibiría el apoyo de Danilo. Pero hay que entender algo: el PRM ni es partido, ni es revolucionario ni es moderno.

 

Comments

comments