Las tres compañías públicas encargadas de distribuir y cobrar la electricidad en una parte impor- tante del país continúan registrando números rojos. La energía que compran sigue siendo superior a la que les cobran a los usuarios del servicio, y genera un déficit en sus cuentas.

La empresa distribuidora de electricidad del Sur (EDESur), la del Norte (EDENorte) y la del Este (EDEEste) acumularon deuda durante el año pasado por RD$3,061.9 millones, de acuerdo con las estadísticas de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Durante el año pasado las EDE facturaron la suma de RD$87,667.3 millones en venta de energía, de la cual cobraron RD$84,605.4 millones, con un déficit de RD$3,061.9 millones para esas empresas estatales.

EDESur tuvo pérdidas en 2019 por RD$1,809.3 millones, al facturar venta de energía por RD$35,546 millones y cobrar RD$33,736.7 millones, un 5.09% del total. En tanto, EDENorte facturó energía por RD$27,320.2 millones en 2019 de los cuales cobró RD$26,610.5 millones, con lo que registró pérdidas por un valor de RD$709.7 millones, equivalentes a un 2.59% del total.

Mientras, EDEEste registró una factura de venta de energía por RD$24,801.1 millones de los cuales cobró RD$24,258.2 millones, lo que generó un déficit de RD$542.9 millones, con un 2.18% del total de deuda de las tres empresas.

Al pasado mes de octubre de 2019, las EDE y la CDEEE acumulaban una deuda por un monto de US$584 millones (más de RD$30,898 millones) con los generadores miembros de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE).

Comments

comments