Manuel Arturo Machado González

Machado González nació en Santo Domingo el 15 de diciembre de 1870. Era hijo de José Joaquín Machado Peralta y María Bibiana González Santín.

Estudió en el Seminario Conciliar,donde se retiró luego, ya que descubrió que no tenía vocación eclesiástica. Allí, tuvo la oportunidad de recibir docencia de parte de los ilustres Fernando Arturo de Meriño y Adolfo Alejandro Nouel.

Inició sus estudio en el Instituto Profesional , donde obtuvo una licenciatura en leyes.

En el campo de la enseñanza, asumió funciones magisteriales en el  Colegio Central, así como en el Instituto de Señoritas Salomé Ureña, en el Seminario conciliar, en la Escuela Normal Superior y en la Universidad de Santo Domingo donde impartió cátedras de Derecho Penal, Civil, Internacional Público y Procedimiento Civil.

Junto a  José Otero Nolasco y Andrés Julio Montolío, fundó la revista “El Lápiz”. Escribió sus primeros ensayos,  bajo el pseudónimo de “Cristián”, utilizando también el pseudónimo de “Vindex” en algunas de sus trabajos en le publicación » “La cuna de América»”, la revista » “Blanco y Negro» y otras más”.

Contrajo matrimonio con la señora María Teresa Báez, con la que procreó 8 vástagos: Rosa Matilde, Ramón Arturo, Gloria Mercedes, Manuel Arturo hijo, Julio Alfredo, Dulce María Altagracia, Héctor Augusto y Gustavo Adolfo Machado Báez.

Fue secretario del presidente Juan Isidro Jimenes Pereyra, entre 1900 y 1902. Fue presidente del Congreso Nacional en 1903, Secretario de Estado de Relaciones Exteriores en 1903 y 1912 y Juez de la Suprema Corte de Justicia desde 1909 al 1911.

Fue un orador brillante que con elocuente verbo nacionalista combatió al invasor norteamericano durante la ocupación al territorio dominicano en 1916. Es famoso su discurso «La Libertad Humana».

 Entre sus obras, cabe destacar: «La reincidencia y su penalidad» la cuál fue su tesis de grado, «La cuestión fronteriza dominico-haitiana (dos impresiones) Prosas escogidas», «Evolución del concepto penal y la escuela Argentina» y «Discursos y monografías» y otras más.

A pesar de que acumuló méritos sobrados, por su excelsa labor, Manuel Arturo Machado González , solo ha recibido como reconocimiento, el nombramiento de una pequeña calle en Villa Consuelo.

Machado González  murió en Cuba, sumido en la pobreza, el diez de diciembre de 1922 a los 51 años, solo llevándose a su tumba, el único tesoro de su vida: su gran saber”.

email: [email protected]

https://www.facebook.com/historiadominicanaengraficas/

Comments

comments