El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, alertó este miércoles que hay personas que se han dado a la tarea de solicitar donaciones utilizando el nombre de altos funcionarios para combatir el coronavirus.

«Nos han llegado informaciones acerca de personas que están solicitando donaciones, utilizando el nombre de altos funcionarios y alegando que serían para combatir el coronavirus. Por esta vía hago saber que se trata de una estafa. Ningún funcionario ha realizado ninguna solicitud», dijo el funcionario en un tuit.

Hizo un llamado a denunciar este tipo de acciones, «Por favor, si alguien recibe alguna solicitud de donación en nombre de la Comisión o de algún funcionario, rogamos lo denuncien a las autoridades inmediatamente. Repito, se trata una estafa y los nombres de personas e instituciones están siendo utilizados de forma fraudulenta».

Se recuerda que Montalvo anunció ayer la entrada en vigor, este miércoles, de la segunda fase de la desescalada, como estaba previsto, pero advirtió que existe un «peligroso» relajamiento de las precauciones en algunos puntos del país.

En la segunda fase se reinició el transporte colectivo privado y se permite el aumento del número de trabajadores de las empresas, y se reabren las iglesias para oficiar misas o cultos dominicales.

Las empresas de entre uno y diez empleados podrán operar con la totalidad de sus trabajadores, mientras las que tienen entre 11 y 50 empleados podrán incorporar el 75 % de su plantilla, y las empresas medianas y grandes podrán trabajar con el 50 % del personal, dijo el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, en un discurso por televisión.

«Recordamos que ahora podrán seguir abiertos las tiendas de los centros comerciales, pero permanecerán cerradas las áreas de alimentos, juegos y establecimientos de recreación a fin de evitar el aglomeramiento de personas», expuso el alto cargo, para agregar que las iglesias podrán abrir sus puertas solo los domingos con un porcentaje reducido de personas.

En el caso de la grey adventista y de otras congregaciones que ofrecen sus cultos los sábados, el Gobierno les permitirá hacerlo ese día.

Los autobuses del transporte colectivo privado solo podrán operar en esta fase con el 60 % de su capacidad, agregó Montalvo, al tiempo de enfatizar que «todavía» no se pueden celebrar reuniones sociales sin condiciones de distanciamiento físico, incluso antes del toque de queda.

Comments

comments