Pareja de Núñez de Aza negocia con la Pepca y admite los hechos corruptos en Coral 5G

La primer teniente de la Policía Nacional, Jehohanan Rodríguez, quien es la pareja sentimental y madre de dos hijos del coronel Rafael Núñez de Aza, negoció con el Ministerio Público y admitió los hechos que le atribuyen para evitar que la enviaran a la prisión por su participación en la red de corrupción Coral 5G.

En efecto, aunque el Ministerio Público solicitó prisión preventiva para la mayoría de los sometidos por su vinculación en la red corrupta, en la audiencia del pasado viernes los procuradores solicitaron que a esta se le imponga el arresto domiciliario, donde estará protegida por custodias del Ministerio Público.

Rol de Jehohanan

Jehohanan Rodríguez era sub encargada de auditora del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) y una de las personas utilizadas por el coronel Núñez de Aza para crear y administrar empresas de la red para sustraer fondos públicos de instituciones militares.

Una de las empresas en la que figura Jehohanan Lucía Rodríguez era SSA Corporation. Su papel consistía en que los dineros recibidos por esa compañía “debía transferirlo a distintas cuentas o entregarlo en efectivo para el uso del entramado”, según lo ha consignado el Ministerio en su expediente.

Jehohanan Lucía Rodríguez hacía que su asistente Nicole Yomarys González Núñez le firmara los chequeras en blanco y posteriormente procedía a librar montos a nombre de esta misma para hacerlos efectivo, cambiándolos siempre en el Banco de Reservas de la Avenida Venezuela, en donde se encontraba la imputada Esmeralda Ortega Polanco (Codinome 550) como Gerente de la sucursal, establecen los investigadores.

“Luego el dinero era depositado en las cuentas del Banco de Reservas de Asociación Campesina Madre Tierra, Único Real State e Inversiones SRL, Meljo Comercial EIRL, Randa Internacional, SSA Corporación SRL, OPUTUMUS EIRL, o simplemente lo hacía efectivo y se lo entregaban al imputado Rafael Núñez de Aza (RNA) para el manejo de las operaciones del entramado”, dice textualmente el expediente.

El coronel Núñez de Aza era el cerebro financiero del entramado corrupto organizado por Adán Cáceres para defraudar dinero del erario público, establecen las autoridades del Ministerio Público.

Continúa la coerción

La mañana de este lunes la jueza Kenya Romero continuará conociendo la coerción contra los altos oficiales acusados de sustraer dinero de las instituciones militares. La pasada semana el Ministerio Público terminó de leer los hechos y comenzaron con su defensa el general Juan Carlos Torres Robiou (FARD), Yehudy Guzmán Alcántara, Jehohanan Rodríguez, César Ramos Ovalle, y Esmeralda Ortega Polanco.

El resto debe aportar hoy los elementos de arraigos para evitar la prisión preventiva que el Ministerio Público está solicitando en su contra.

Quieren prisión para generales

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) solicitó el pasado viernes que el caso sea declarado complejo y se le imponga prisión contra los generales Juan Carlos Torres Robiou (FARD), Julio Camilo de los Santos (FARD) y Boanerges Reyes Batista (ARD), así como del capitán de navío Franklin Antonio Mata Flores (ARD), los coroneles Carlos Augusto Lantigua Cruz, Yehudy Blandesmil Guzmán Alcántara, Miguel Ventura Pichardo (FARD) y el teniente coronel Erasmo Roger Pérez Núñez (FARD). También, el teniente coronel Kelman Santana Martínez (ERD) y el mayor José Manuel Rosario Pirón (PN). Igualmente, César Félix Ramos Ovalle y Esmeralda Ortega Polanco.

FUENTE: DIARIO LIBRE