La organización se solidariza con el periodista Marino Zapete y afirma que tanto Gonzalo Castillo como el presidente Danilo Medina están obligados por la Constitución a rendir cuentas sobre el uso del dinero público.

Santo Domingo. Distrito Nacional.- El partido El País Que Queremos (EPQ) exigió al gobierno de Danilo Medina explicar las razones por la cuales Gonzalo Castillo, siendo ministro de Obras Públicas, entregó tres contratos grado a grado por más de RD$1,000 millones a  Maybeth Virginia Rodríguez Sánchez, hermana del procurador Jean Alain Rodríguez.

De acuerdo con Anselmo Muñiz, miembro de la dirección política de EPQ, el periodista Marino Zapete está siendo perseguido por el gobierno de Medina por denunciar en su programa de televisión El Jarabe de zapete «otro gran escándalo de corrupción» ocurrido en el Ministerio de Obras Públicas durante la gestión de Gonzalo Castillo.

Conforme los datos de una investigación del abogado Jorge Luis Polanco, Zapete denunció en su programa televisivo la «trama corrupta» que vincula directamente al presidente Danilo Medina, su delfín Gonzalo Castillo, su procurador Jean Alain Rodríguez y la hermana de éste último.

En ese sentido, Muñiz condenó el atentado contra la libre expresión y difusión del pensamiento (y por tanto contra la democracia) que, según indicó, significa el hecho de que, por orden del gobierno, el propietario de Teleradio América sacara del aire el programa El Jarabe de Zapete.

«Sin medios y comunicadores críticos con el poder la democracia no existe», aseguró Muñiz al expresar que «la libertad para denunciar y criticar a los funcionarios es un derecho fundamental. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que este derecho protege incluso expresiones chocantes, indecentes u ofensivas (ver sentencias caso Herrera Ulloa vs Costa Rica; caso Olmedo Bustos y otros vs Chile). Por eso miente la fiscal del Distrito Nacional cuando afirma que la ‘veracidad’ es un límite a la libertad de expresión».

Muñiz manifestó que los gobierno del PLD han recurrido impunemente a la censura directa e indirecta contra el periodismo crítico. Citó el Informe de Calidad Democrática en República Dominicana, publicado en marzo de este año por el PNUD, donde se evidencia el deterioro de los indicadores de la libertad de expresión en el país durante la última década.

«No es la primera vez que el gobierno danilista induce el cierre de un programa crítico, y tampoco será la última. Recordemos la censura a los comunicadores críticos Altagracia Salazar, Edith Febles y Ricardo Nieves el año pasado», refirió 

Muñiz tras explicar que esto es consecuencia de la concentración del espectro mediático en manos de personas y grupos corporativos socios del gobierno.

«EPQ hace un llamado a las fuerzas políticas democráticas y a la ciudadanía dominicana a defender la libertad de expresión. No se trata de simpatizar o no con los comunicadores afectados, sino de defender una garantía fundamental de la democracia», declaró.

Según Muñiz cualquier ataque contra la libertad de expresión es un ataque contra la democracia y debe ser respondido contundentemente por la ciudadanía. «Una y otra vez los gobiernos del PLD han demostrado que no respetan la democracia, y que no respetan los derechos de los ciudadanos», reiteró.

1ro. de octubre de 2019.   

 

Comments

comments