Santo Domingo.-La Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) colocó este fin de semana vallas en la intersección de la avenida 27 de Febrero con Máximo Gómez para obligar a los transeúntes a usar el puente peatonal, sin embargo muchos se rehúsan y continúan atravesando ambas vías.

A cada minuto hombres, mujeres y niños arriesgan la vida al no usar la infraestructura que costó millones de pesos.
Algunos ponen como pretexto que la inseguridad campea cuando cruzan por el peatonal, ya que han sido víctimas de robo.

“Si uno se sube por ahí es un atracado seguro”, dicen algunos, mientras que otros afirman que se trata de haraganería.

“Es cierto que de noche es un poco inseguro, pero de día no hay ningún problema”, afirmó Marisol Martínez, quien es ama de casa.

Las vallas colocadas por la Amet bordean las aceras de las vías antes mencionadas. Luego de esta medida se ha incrementado el uso del peatonal, afirman personas que frecuentan el lugar.

“Antes pasaba por debajo cuando iba a mi trabajo, pero nos la han puesto difícil con las vallas”, manifestó Andrés Rodríguez, un estudiante universitario.

Comments

comments