SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Comisión de Energía y Minas del Partido Revolucionario Moderno (PRM), calificó como una imprudencia proceder con la venta de las plantas de carbón Punta Catalina, especialmente por la proximidad de los comicios del próximo 2020.

La organización exigió a las autoridades transparencia en la formalización empresarial de las plantas para su participación comercial en el mercado y reiteró su oposición a la venta de la central termoeléctrica.

“Antes de proceder a la venta de la termoeléctrica el Gobierno tiene la obligación de presentar al pueblo dominicano un informe público, cabal, sobre la totalidad y composición de las inversiones realizadas durante su construcción”, indicó el PRM. Ese informe, sostuvo, deberá incluir también una relación de las deudas asumidas por el Estado.

COMISIÓN DE ENERGÍA Y MINAS- PRM

DECLARACIÓN DE PRENSA

LA VENTA DE PUNTA CATALINA NO SE JUSTIFICA NI CONVIENE

Recientemente, los medios nacionales de prensa destacaron informaciones oficiales provenientes del Ministerio de Hacienda y del Vicepresidente Ejecutivo de la CDEEE, acerca de los avances en la conformación de la sociedad comercial denominada Central Termoeléctrica Punta Catalina, S.A. (CTPC), que a juzgar por las informaciones publicadas tiene el doble propósito de habilitarla legalmente para comercializar energía en el mercado eléctrico, conforme a lo establecido por la Ley General de Electricidad (Ley 125-01) y, también, proceder a la venta parcial o total de las acciones de dicha termoeléctrica. De acuerdo a esas informaciones el Gobierno ha situado en 2 mil 372.9 (2 mil 373) millones de dólares el precio de la termoeléctrica.

Sobre la posible venta y la situación actual de Punta Catalina el Partido Revolucionario Moderno (PRM) plantea frente al pueblo dominicano lo siguiente:

  1. Antes de proceder a la venta de la termoeléctrica el Gobierno tiene la obligación de presentar al pueblo dominicano un informe público, cabal, sobre la totalidad y composición de las inversiones realizadas durante su construcción. Ese informe deberá incluir también una relación de las deudas asumidas por el Estado.
  2. Que las autoridades expliquen a los ciudadanos las razones y responsabilidades entre Odebrecht y la CDEEE sobre la demanda por 708 millones de dólares reclamados al Estado dominicano por la constructora, en adición a los 1, 945 millones de su contrato; demanda interpuesta a la CDEEE en el 2017 y actualmente en arbitraje en una corte internacional con sede en Nueva York.
  3. Según el Ministerio de Hacienda el valor de los activos de Punta Catalina es de 2 mil 373 millones de dólares debido a que tal suma es la registrada en la contabilidad del Estado como pagos por gastos en la construcción. Esa cifra ignora o no incluye cientos de millones de dólares que ha pagado el Gobierno por concepto de comisiones financieras e intereses bancarios durante la construcción, relativos a préstamos que se estiman superior los 1,200 millones de dólares; esos préstamos incluyen 361 millones prestados por un pool de bancos europeos, 595 millones en bonos soberanos y una línea de crédito con el Banco de Reservas cuyo alcance no ha sido publicado.
  4. Tampoco se incluyen los costos de los contratos respectivos de las consultoras Stanleys Consultants, Fundación Economía y Desarrollo, Delloite DR y BNP Paribas, así como las firmas de abogados y consultoras de ingeniería, entre otros.
  5. Esos 2 mil 373 millones tampoco incluyen el costo del terreno en que se levantó la obra, ni los importantes costos de compensación de la CDEEE a los constructores por retrasos e incumplimientos de fechas y desembolsos según lo pautado en el cronograma o Hitos de Pagos del contrato de construcción. Si se suman todos esos costos a la cifra ofrecida por el Gobierno se concluye que la inversión total en Punta Catalina supera los 3 mil millones de dólares, y no 2 mil 373 como quieren hacer creer los funcionarios del Gobierno. En este punto vale aclarar que en ingeniería, los intereses y comisiones bancarias pagados durante el periodo de construcción, antes de iniciar su producción comercial, forman parte del costo de inversión de capitales en la construcción de la obra.
  6. Naturalmente, dado que en la inversión total se incluyen costos sobrevaluados y espurios, es lógico que a la hora de establecer el precio de venta de la central los mismos se dejen fuera. En ese caso cabe entonces preguntar ¿Por qué las autoridades no explican al público el método y los criterios con los cuales se determinarían el precio de venta de Punta Catalina?
  7. Por otro lado, si como ha afirmado el administrador de la CDEEE en una entrevista radial del pasado 21 de noviembre, Punta Catalina tiene asegurada la venta de toda su producción y a buen precio, entonces ¿por qué venderla?

En resumen, el PRM considera que el Gobierno debe hacer público todo lo relativo a la formalización empresarial y a la distribución de las acciones, asi como del costo final de construcción y el eventual precio de venta de la central Punta Catalina, máxime si el esquema anunciado por el Ministerio de Hacienda incluye un monto de 1,751 millones de dólares que registrarían como un préstamo pagadero en 30 años por la nueva empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina, S.A. que a su vez, su propietario, el Estado, está dando pasos para venderla al inversionistas privados.

Precio de la energía

Por otro lado, es preocupante que el administrador de la CDEEE dijera que el precio de venta de la energía de Punta Catalina será de 10 centavos de dólares por kilovatio hora. ¡30% por encima de los siete centavos prometido por Danilo Medina! Ese precio es superior a los 9 centavos por kilovatio hora del mercado spot y a los 8 centavos promedio de los contratos otorgados por la CDEEE a otras generadoras.

El PRM considera que el gobierno del PLD ha fracasado estrepitosamente en Punta Catalina porque lleva más de dos años de retraso, los sobrecostos han sido extraordinarios, ahora quiere venderla a la carrera y reconoce que el precio de venta de la energía seria mayor que el promedio actual de otros generadores en el mercado.

En vísperas de las elecciones.

Finalmente, sería una grave imprudencia del Gobierno del PLD proceder a la venta apresurada de un activo estatal de esa envergadura casi en las vísperas de las elecciones presidenciales y de un cambio seguro de presidente en agosto próximo.

El PRM exige transparencia en la formalización empresarial de Punta Catalina para su participación comercial en el mercado y se opone firmemente a la venta de la central termoeléctrica en las condiciones planteadas.

Comments

comments