Silvia Cárdenas, la dueña de una perrita, denunció mediante un video en su cuenta de instagram (@lachamard), que tras esta llevar a su mascota a ser bañada en la veterina Happy Tail DR ubicada en Santiago, se la devolvieron con signos de trauma, maltrato y dolor.

En el video se observa como el animal gritaba cada vez que su dueña la tocaba e inclusive la mordía. Su dueña reaccionaba diciendo que le devolvieron una perra totalmente diferente, y que si no la conociera muy bien, hubiera creído que se la cambiaron.

En el video, también se observan imágenes aparentemente de la cámara de seguridad de la veterinaria, en las que dos miembros del personal de la veterinaria, manipulan a la perrita de forma agresiva mientras la bañan.

Este video se volvió viral, y la veterinaria respondió con un comunicado en su perfil de Instagram (@happytaildr), diciendo que fruto de una denuncia manipulada han sido víctimas de bullying cibernético, y que para proteger a sus empleados han decidido cerrar las puertas hasta esclarecer la situación.

Según el comunicado de la veterinaria, recibieron a la perrita alterada. Dijeron que darán más explicación de lo sucedido adelante, y que agradecen a todos sus años de trayectoria ininterrumpida.

La veterinaria informó que debido a la situación un miembro de su personal ha intentado 2 veces contra su vida, por lo que piden colaboración y empatía para las personas involucradas, para así evitar una tragedia.

Comments

comments