La Vicepresidencia de la República, a través de la Administradora de Subsidios Sociales (Adess), denuncia que supuestamente comerciantes adheridos a la Red de Abastecimiento Social (RAS) “en contubernio con dirigentes de la oposición política” se están dedicado a no despachar los alimentos a los participantes del Progresando con Solidaridad (Prosoli).

Acusa a los comerciantes de tomarle el balance de sus tarjetas electrónicas, para después de decirles a los titulares que no les han depositado y que están excluidos definitivamente de los programas sociales.

La Vicepresidencia sustenta su denuncia en la supuesta práctica de cuatro colmados. Son estos, el colmado Arias, en Baní; el colmado La Familia, en Bonao; el supermarket San Víctor; y el colmado Sandro, en Moca.

Comments

comments